Archivo de Público
Lunes, 27 de Septiembre de 2010

El aire acondicionado reduce las hospitalizaciones: estudio EEUU

Reuters ·27/09/2010 - 16:56h

Por Adam Marcus

El aire acondicionado no sólo nos mantiene frescos durante el verano, también nos podría mantener vivos.

Un nuevo estudio sobre habitantes de California sugiere que las personas con equipos de aire acondicionado en el hogar son menos propensas que sus vecinos sin esa posibilidad a desarrollar problemas graves durante los picos de temperatura, como neumonía, enfermedad cardíaca y golpes de calor.

Aunque las diferencias tendieron a ser pequeñas, dado el tamaño de la población en el estado más grande del país, los efectos del aire acondicionado en la salud pública serían significativos.

Las políticas diseñadas para alentar su utilización en el hogar, en especial los sistemas centralizados, reducirían las enfermedades y la mortalidad asociada con el calor, indicó el doctor Rupa Basu, epidemiólogo de la Agencia de Protección Ambiental de California.

"No queremos decir que (más aire acondicionado) es todo lo que necesitamos", dijo Basu, que advirtió que un mayor uso de esos equipos sobrecargaría la red eléctrica. "Pero creo que sería bueno contar con por lo menos una forma de minimizar los efectos del calor", añadió.

Además del golpe de calor, las temperaturas altas pueden agravar los problemas respiratorios, como el asma y la neumonía, y forzar al corazón mientras que cuerpo trata de bajar la temperatura al llevar más sangre a la piel.

Las olas de calor aumentan la tasa de mortalidad. En California, por ejemplo, una ola de calor en julio del 2006 causó unas 150 muertes, y quizás dos o tres veces más, según los epidemiólogos que estudiaron ese fenómeno.

Cada 10 grados Farenheit más de temperatura, la mortalidad diaria aumentó un 9 por ciento, publicó en el 2009 la revista Environmental Research.

En el nuevo estudio, el mismo equipo comparó las hospitalizaciones y el uso de aire acondicionado en California entre 1999 y el 2005. Estimaron el uso del aire acondicionado con una encuesta del estado detallada sobre la cantidad de equipos hogareños en el 2004.

Para considerar las variaciones climáticas de California y los efectos de la geografía en la temperatura local, el equipo dividió la población estudiada en más de 100 zonas.

Los autores volvieron a comprobar que cada 10 grados más de temperatura, aumentaban las tasas de hospitalizaciones por neumonía, accidente cerebrovascular, diabetes, golpe de calor y muchas otras enfermedades.

Pero el uso de aire acondicionado redujo la posibilidad de terminar en el hospital.

En algunas enfermedades, como las respiratorias, la protección fue relativamente modesta: las hospitalizaciones disminuyeron un 0,5 por ciento cada 10 por ciento más de uso de aire acondicionado. Pero ese 10 por ciento más de uso redujo casi un 15 por ciento las hospitalizaciones por golpe de calor.

Los beneficios del uso del aire acondicionado se limitaron al sistema centralizado, pero sólo porque únicamente algunos participantes tenían unidades hogareñas, aclaró Basu.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, publicado online 9 de septiembre del 2010