Archivo de Público
Viernes, 24 de Septiembre de 2010

China notifica a Japón la detención de cuatro de sus nacionales

EFE ·24/09/2010 - 07:56h

EFE - Fotografía de archivo tomada el 27 de abril de 2005 que muestra una vista aérea de la isla Uotsuri, una de las islas Senkaku, al este del mar de China, disputadas por China, Japón y Taiwán. Japón puso hoy en libertad al capitán de un pesquero chino detenido hace 15 días tras colisionar con dos patrulleras niponas en aguas disputadas por ambos países, en un suceso que disparó la tensión bilateral.

Pekín ha informado a Tokio que el lunes detuvo a cuatro japoneses y los está interrogando por entrar ilegalmente en una zona militar sin autorización y grabar imágenes, según informaron fuentes diplomáticas a la agencia nipona Kyodo.

Los cuatro ciudadanos japoneses fueron detenidos en la ciudad de Shijiazhuang, el la provincia de Hebei, y han sido identificados como trabajadores de la constructora nipona Fujita, según indicó el Ministerio japonés de Exteriores.

Según Kyodo, los detenidos estaban en el lugar preparando para concursar en un proyecto para procesar restos de armamento químico abandonado por el Ejército japonés al final de la II Guerra Mundial y se cree que tomaban imágenes con este propósito.

La empresa Fujita dijo que no ha podido ponerse en contacto con sus cuatro empleados, aunque uno de ellos mandó un correo electrónico pidiendo ayuda.

El portavoz del Gobierno nipón, Yoshito Sengoku, dijo hoy que Tokio está intentado reunir mas información sobre la detención de sus nacionales.

Dos de los empleados habían viajado temporalmente a China, mientras que los otros trabajaban en la filial china de la compañía.

El suceso se produce en un momento especialmente tenso entre Tokio y Pekín a raíz de la detención a principios de mes del capitán de un pesquero chino por colisionar con dos patrulleras de la Guardia Costera nipona en aguas cercanas a las islas Senkaku (Diaoyu, en chino), disputas por Japón, China y Taiwán.

Japón considera que el capitán colisionó de forma deliberada con las patrulleras, mientras que la Justicia nipona decidirá presentar cargos contra el capitán antes del período de detención que expira el próximo miércoles.