Archivo de Público
Lunes, 20 de Septiembre de 2010

Panel EEUU evaluará salmón genéticamente modificado para consumo

Reuters ·20/09/2010 - 16:21h

Por Susan Heavey

El primer animal genéticamente modificado podría acercarse al mercado estadounidense el lunes, cuando un panel de asesores federales efectúe su recomendación sobre si es seguro consumir un tipo de salmón sometido a bioingeniería.

Tanto el personal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) como del fabricante, Aqua Bounty Technologies Inc, dijeron que el pez de más rápido crecimiento parece ser igual al salmón normal del Atlántico.

Los miembros de la FDA y la empresa añadieron que esta versión del salmón no implica una amenaza ni para el ambiente ni para los consumidores.

Pero defensores de consumidores, ambientalistas y otras entidades protestaron por la iniciativa. Argumentan que no hay datos suficientes para mostrar que comer este tipo de pescado no cause efectos colaterales como reacciones alérgicas o que un escape accidental no sería dañino para otros peces.

El lunes, un panel de expertos médicos de la FDA aconsejará a la agencia federal estadounidense sobre si es "razonablemente cierto" que el salmón genéticamente modificado es seguro para comer o si existe alguna potencial amenaza ambiental.

La FDA evaluará las recomendaciones antes de tomar su decisión final más adelante.

En caso de aprobarse, el salmón de Aqua Bounty sería el primer animal modificado genéticamente autorizado para el consumo en Estados Unidos. La FDA ya permitió el uso de animales genéticamente alterados como mascotas o para la producción de medicinas biológicas.

Vegetales genéticamente modificados como el maíz ya están en el mercado estadounidense hace años.

Superar las críticas y obtener el respaldo del panel es crucial para Aqua Bounty, que vio aumentar más de un triple sus acciones este año de cara a la posible luz verde de la FDA.

Los críticos, entre los que se incluyen grupos de defensa de los consumidores, señalan que Aqua Bounty no ha realizado suficientes estudios para probar la seguridad de su pescado.

También critican que la FDA sólo brinda 14 días para la revisión pública de la información, pese al hecho de que la empresa presentó su pedido hace más de una década.

La semana pasada, varios grupos protestaron frente a la Casa Blanca en un intento por instar al presidente estadounidense, Barack Obama, a posponer la reunión pública o bloquear la posible aprobación.

La Unión de Consumidores "está particularmente preocupada de que este salmón implique un mayor riesgo de reacciones alérgicas severas e incluso peligrosas para la vida en los individuos sensibles", señaló en un comunicado la entidad.

El producto en cuestión es clave para la pequeña empresa biotecnológica con sede en Massachusetts, que no cuenta con ningún otro producto aprobado y que apunta al uso de la tecnología genética en otros peces como la tilapia y la trucha.

La aprobación también podría allanar el camino a otros animales genéticamente modificados para consumo humano sobre los que se está trabajando, como cerdos y vacas.

Una de las mayores áreas de preocupación, en caso de que se apruebe el salmón genéticamente alterado, es cómo sabrán los consumidores que están comprando ese tipo de alimento.

Las reglas actuales de la FDA sólo piden etiquetado especial cuando hay una "diferencia material" en el resultado final del producto alimenticio. Aqua Bounty y personal de la FDA aseguran que las pruebas muestran que la composición final del salmón sería similar a la del pescado normal.