Viernes, 4 de Enero de 2008

Un fallo en la catenaria causa retrasos de hasta una hora en las líneas de Cercanías

LÍDIA PENELO ·04/01/2008 - 21:48h

Mientras la megafonía de la estación de Sants anunciaba retrasos de un cuarto de hora, en las vías 9 y 10, los trenes de cercanías en dirección sur estaban parados y repletos de pasajeros.

Una avería de siete horas, en el sistema de electrificación de la catenaria, afectó al tráfico ferroviario en las líneas C2 y C10, y de los trenes de media y larga distancia. La zona más perjudicada fue el tramo entre la Estación de Sants y Bellvitge, pero las demoras se extendieron a todas las líneas de cercanías. En la mayoría de los casos, los retrasos acumulados, superaron la hora. La normalidad en la frecuencia de la circulación no se recuperó hasta pasadas las cuatro de la tarde.

Indignación resignada

Víctor, un joven de 22 años que trabaja en Bellvitge, lamentaba la falta de información. "El año empieza tal y como lo han terminado", soltó con ironía. Los pasajeros que lo rodeaban presentaban caras de aburrimiento y resignación, "¿Qué vamos a hacer sino esperar?", soltó con paciencia. La pantalla informativa indicaba que la hora de salida del tren con dirección a Vilanova i la Geltrú, era las 10.40 horas, pero el reloj de Víctor ya marcaba las 11.25.

¿Cuándo saldrá el próximo para Tarragona?, preguntó Narcís Fradera al llegar a Sants. "Me cuesta cabrearme, pero llevo más de tres horas intentando subirme a un tren y nadie me cuenta nada".

Llegar al aeropuerto

La avería obligó a canalizar toda la circulación por una única vía. Los trenes al aeropuerto se suprimieron y el servicio se realizó en autobús.

Algunos de los pasajeros recibieron la noticia con agrado, "la verdad es que me siento más seguro llegando en bus. De los trenes ya no me fío", explicó Miguel Ruiz al subir a uno de los autobuses. Y es que las reiteradas incidencias y múltiples retrasos, han enquistado la desconfianza entre los usuarios del tren.

Exigir responsabilidades

La avería de ayer es la tercera que se registra en el servicio de Renfe en Catalunya en lo que llevamos de año. En este sentido, el portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, ha solicitado la comparecencia de la ministra de Fomento para que explique los "graves incidentes" que han afectado en los últimos días al servicio de Cercanías en Catalunya.

Tanto Herrera como el diputado de CiU en el Parlamento catalán Josep Rull han atribuido las nuevas incidencias en el sistema de Cercanías y de media distancia a las prisas para concluir las obras del AVE hasta Barcelona antes de las elecciones generales.