Viernes, 4 de Enero de 2008

Irritación por el ERE de Nissan

UGT y la Generalitat consideran que la compañía se ha precipitado

PÚBLICO.ES ·04/01/2008 - 21:48h

El anuncio de Nissan de presentar un expediente de regulación que contempla dejar en la calle a 450 personas, el 10% de los trabajadores de la planta de Zona Franca en Barcelona, irritó ayer al secretario general de UGT de Catalunya, José Maria Álvarez. Por su parte, la Generalitat consideró que la empresa debió buscar alternativas antes de anunciar despidos.

Álvarez afirmó que la decisión, a falta de que la compañía automovilística presente datos, no puede basarse en razones productivas ni de pérdidas económicas. Simplemente, consideró, "quiere trasladar la producción a Tailandia para ganar más dinero". El sindicalista se mostró contundente: "Hace mucho tiempo que Nissan improvisa demasiado y hace chantajes". En estos momentos, Nissan negocia el convenio con los trabajadores, por lo que existe la esperanza de que el anuncio del ERE sea una estrategia y no llegue a materializarse.

La UGT reclamó la intervención de la Generalitat para disuadir a la empresa "que de forma poco razonada ha creado alarma social". Aún más, dijo Álvarez, cuando "Nissan recibe ayudas de la administración y subvenciones por su instalación en la Zona Franca". Nissan no ha presentado aún el ERE, si bien mantuvo ayer su intención de continuar con los trámites. Los sindicatos afirmaron que se movilizarán si se presenta. El conseller de Innovación y Empresa, Josep Huguet, se reunirá el martes con la dirección de la multinacional para "buscar vías de solución".

Generar alarma

La consellera de Trabajo de la Generalitat, Mar Serna, criticó que la empresa genere alarma hablando de despidos sin contemplar antes "formas de reducir el impacto".