Viernes, 4 de Enero de 2008

Dos mujeres libres

ARTURO DÍAZ ·04/01/2008 - 20:56h

Mercedes García, médico leonesa de 51 años, y Pilar Bauzá, enfermera argentina, quedaron unidas para siempre cuando un grupo no identificado las secuestró el pasado día 26 interrumpiendo su trabajo humanitario en Somalia.

El entorno de las dos mujeres vivió con angustia su cautiverio y ahora las recuerda con gran cariño y alegría. Los que las conocen destacan de ambas su dedicación a los demás, su vocación de servicio. Mercedes y Pilar son empleadas de Médicos sin Fronteras, la organización que provee de cuidados sanitarios a los que no se podrían pagar una aspirina.

En Bosaso, al norte de Somalia, lugar del que se las llevaron y donde las devolvieron siete días después, atendían a unos 7.000 niños con graves carencias nutricionales. Mercedes descansa en Madrid. Pilar ya ha llegado a Buenos Aires. Se recuperan paravolver al trabajo.

 



«Mercedes es decidida, valiente, e implicada con la sociedad»

Mercedes García es una heroína para sus paisanos, en Cuadros (León)

Mercedes no se va a creer la que le tienen preparada en su pueblo cuando vuelva tras su secuestro en Somalia. “La recibiremos con pancartas y le daremos una fiesta con música”, explica el alcalde de Cuadros, Marcos Martínez. En este pueblo cercano a León (1.854 almas) se crió la doctora García hasta que marchó a Santiago para estudiar Medicina, para hacerse con las armas que le permitirían años después luchar contra la injusticia.

“Ya de jovencita era una chica muy buena”, la describe una vecina que la ve “todo el día con la bici por los campos cuando no está trabajando”. Tanto la admiran que en Cuadros están pensando en ponerle Mercedes García a una calle o unparque, otorgarle la insignia de oro del pueblo y nombrarlahija predilecta.

El alcalde confirma que Mercedes sigue muy unida a Cuadros “donde pasa todo el tiempo cuando no trabaja”. Sus padres tenían un molino de trigo en el pueblo y ella sigue habitando la casa grande de la familia, situada en la calle Real. “Le encanta pasear por la vega y se trae mucho a la madre, que está en una residencia de ancianos en León”, aseguran en el pueblo.

Martínez no se vio en otra cuando el pasado jueves esperaba el avión que traía a la mujer de vuelta. Era una de las cuatro autoridades a pie de escalerilla. Los otros tres eran el ministro de Exteriores, el de Defensa y el embajador de Argentina. “La encontré anímicamente muy bien, muy fuerte, y físicamente también”, cuenta el alcalde. “Mercedes es decidida, valiente, implicada con la sociedad. De siempre, no duda en ayudar a los demás”, concluye.



«África era el lugar de trabajo ideal para Pili»

Pilar Bauzá ya demostró en Argentina su vocación de servicio a los demás

La notoriedad que ha cobrado Pilar Bauzá (Buenos Aires, 1982) tras su secuestro ha hecho pública su vocación, su fuerza y sus convicciones. Pero Amarú Billoni ya conocía estas cualidades cuando la enfermera aún era una mujer desconocida. En marzo de 2006 dio a luz a su hija tras apenas 28 semanas de gestación.

Bianca pensaba menos de dos kilos, no sabía succionar ni podía regular su temperatura. Allí nació la relación especial con Pili, "una chica flaquita que nos ayudó con su sonrisa y nos enseñó a valorar el día a día".

Ahora ha querido relatar su historia en una carta al diario Clarín porque "tenía que contar que tuvo la misma dedicación y amor por los niños de su país". Dice que no olvidará la responsabilidad, el trabajo en doble turno ni el amor que Pilar brindaba a los bebés. "Por eso, cuando con mi marido supimos que se iba a África, pensamos que era el lugar de trabajo ideal para Pili. Estaba tan contenta", recuerda.

Ahora, Pilar se dedicará a sus padres y a sus seis hermanos. Matías y Hernán, los mayores, fueron sus portavoces luego del abrazo y las lágrimas del reencuentro tras cinco meses y un secuestro.A su vuelta, la encontraron "entera" y dijeron que los secuestradores "la trataron bien". Descartan cualquier contacto con la prensa de momento. "No es el tiempo todavía", dicen. Quieren reservarla como la "chica normal" con "garra descomunal" que es. Y devolverla al anonimato. No dieron detalles sobre una posible vuelta a África de Pili.