Viernes, 4 de Enero de 2008

La incidencia se ha debido a la avería en el sistema de anclaje sustituido hace 2 meses

EFE ·04/01/2008 - 18:56h

EFE - Un convoy del AVE llega hoy a L'Hospitalet de Llobregat, a las puertas de Barcelona, en un trayecto de prueba de la línea de alta velocidad a la capital catalana.

Los problemas de electrificación que se han producido hoy en Cercanías de Barcelona entre las estaciones de Renfe de Bellvitge y Sants han tenido su origen en un sistema de anclaje instalado en la zona hace sólo dos meses, según han explicado hoy los responsables de Adif.

Los trenes de Cercanías en Barcelona y de media y larga distancia que pasan por Cataluña han vuelto a circular a las 16,00 horas dentro de su horario habitual, tras una mañana caótica en la que se han acumulado retrasos de más de una hora debido a una avería en una catenaria entre Bellvitge (L'Hospitalet) y Barcelona-Sants, detectada a las 06,45 y subsanada sobre las 13,45 horas.

El fallo en el sistema eléctrico que se produjo ayer en Montcada i Reixac se debió, han informado las mismas fuentes, a la rotura de la pieza que une los claves de la catenaria y que había sido instalada en 2001 -su duración media es de 35 años-.

El director de la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa, Antonio Fernández, ha explicado en rueda de prensa que la avería de hoy se ha producido al fallar, por causas que aún se desconocen, el sistema de anclaje que une las piezas metálicas de la catenaria con el hormigón, lo que ha ocasionado una bajada de tensión.

Fernández ha precisado que se trata de unos tacos químicos que habían sido instalados hacía sólo dos meses, cuando la línea C-2 Sur fue cortada al tráfico ferroviario tras la aparición de varios socavones en la vía.

"Ha fallado el agarre del producto químico con el hormigón", ha señalado Juan Pastor, director de la empresa Cobra, instaladora de los sistemas de electrificación.

Pastor ha subrayado que se trata de un anclaje "muy habitual y fiable", por lo que se analizarán las piezas que han fallado en un laboratorio externo para determinar las causas de la incidencia.

Tampoco es habitual, según ha indicado el director ejecutivo de mantenimiento de Infraestructura de Adif, Luis López, que se partan las piezas que unen los cables de la catenaria y los contrapesos, como ocurrió ayer en Montcada i Reixac.

En este último caso la pieza que falló había sido instalada en 2001 y "no estaba deteriorada" y por esta razón ya se ha enviado la pieza a Madrid para esclarecer el origen de la rotura.

Los responsables de Adif han asegurado que las dos incidencias no se han debido a sabotajes y su coincidencia en el tiempo es sólo fruto de la "casualidad".