Viernes, 4 de Enero de 2008

Rajoy se desvincula de los obispos

El líder popular evita decir si su partido llevará en programa la derogación del matrimonio gay 

PÚBLICO.ES ·04/01/2008 - 20:02h

Por primera vez en 2008, Mariano Rajoy apareció ayer públicamente para no decir nada. Con un discurso centrado en las cifras del IPC y paro, el presidente del PP despejó balones en el resto de temas que le propusieron los periodistas. Sólo quedó una cosa clara: Rajoy trató de distanciarse de forma tibia de las afirmaciones que los obispos llevaron el pasado domingo a la madrileña Plaza de Colón.

Aunque evitó pronunciarse sobre declaraciones como las del obispo valenciano según las cuales las políticas de Zapatero conducen "a la destrucción de la democracia", repitió que es "muy respetuoso" con las posiciones de todo el mundo, Conferencia Episcopal incluida. En todo caso Rajoy dejó claro que él no concurrirá a las elecciones defendiendo la postura de la Iglesia Española, sino su propio programa electoral. Sí utilizó, sin embargo, la concentración para atacara al Gobierno. "Sorprende", aseguró Rajoy, un Ejecutivo que "se pelea con todo el mundo".

De la respuesta socialista se encargó Antonio Hernando. El responsable de Movilización del PSOE aseguró que la movilización contó con el apoyo del PP y que perseguía un sólo objetivo: "precalentar la campaña". Según Hernando, el obispo Rouco Varela está "más preocupado por los votos que por las familias".

"Mi postura ya es conocida"
En su comparecencia, Rajoy también tuvo tiempo para no hablar sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que su grupo mantiene el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley. El líder conservador no quiso desmentir la información de Público que apuntaba a que el PP omitirá en su programa la derogación de la Ley que pedían los obispos. Cuando se le preguntó por su postura Rajoy ventiló la cuestión con un escueto "ya es conocida".

Asociaciones del entorno popular como HazteOir.org, están recopilando firmas contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. La petición, que ya acumula más de 7.000 apoyos, irá destinada a Mariano Rajoy solicitando que, en caso de llegar al poder, derogue la ley.

No fueron los únicos temas de los que se escabulló. Los periodistas también le interrogaron sobre las omnipresentes listas del PP. Como otras tantas veces, Rajoy remitió a las composición de las candidaturas, que quedarán cerradas durante este mes de enero.