Viernes, 4 de Enero de 2008

El verdadero virus informático

Un informe alerta de que los teclados y ratones en los colegios pueden transmitir infecciones

AINHOA IRIBERRI ·04/01/2008 - 19:34h

Con cualquier objetivo excepto ser alarmista, el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades de EEUU (CDC) difundió ayer en su boletín que los componentes periféricos de los ordenadores de los colegios también pueden ser fuente de infecciones.

La razón de esta advertencia es un brote de infección por norovirus detectado el pasado mes de febrero en una escuela primaria del distrito de Columbia (Nueva York).

Tras una investigación realizada por el departamento de salud local, las autoridades concluyeron que el virus estaba presente en el teclado y el ratón del ordenador de una de las aulas.

Aunque el informe insiste en que el contacto de persona a persona es la principal vía de transmisión de este común virus, cuyos síntomas no suelen durar más de 48 horas y no revisten especial gravedad, sí revela que ésta es la primera ocasión en la que el virus se detecta en un componente periférico informático.

Por esta razón, aconseja la desinfección regular del teclado y el ratón de los ordenadores con una solución de lejía diluida. Por supuesto, esta medida debe hacerse en conjunción con otras de higiene básica como lavarse las manos con agua y jabón.

Según el responsable de recursos en Internet de la Asociación Española de Pediatría, Carlos Díaz, el hecho de que un equipo informático esté contaminado con un virus no significa que el ordenador sea una vía de transmisión concreta de este tipo de virus, ya que pueden haber pasado cosas como que el niño estornude encima del teclado y deje allí el virus: “No es que el teclado sea fuente de contagio”.

Para este experto, el sentido común debe prevalecer y hay que huir del todo del alarmismo, ya que “igual que se ha encontrado el virus en el teclado se podría haber encontrado en muchos otros sitios”.

En lenguaje epidemiológico, los lugares donde se encuentran microorganismos se conocen como fomites. Por lógica, considera Díaz, “todo lo que se comparte debe de tener un mínimo nivel de higiene”.

El experto también destaca que el norovirus, también conocido como virus de Norwalk es mucho menos común en España que en EEUU y que, en cualquier caso, provoca una enfermedad muy parecida a la gripe que no es especialmente grave.