Sábado, 5 de Enero de 2008

La extraña muerte de los camellos de Oriente

Las autoridades desconocen si un virus o forraje en mal estado está matando a miles de animales

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·05/01/2008 - 08:29h

Miles de camellos y dromedarios han muerto en los últimos cinco meses en el norte de África y en Oriente Próximo sin que los veterinarios hayan podido determinar la causa de esta plaga, que preocupa a todos los países de la región.

Aunque restos de los animales muertos se han enviado a laboratorios occidentales, por ahora los análisis no han servido de mucho y los científicos han sugerido varias posibles causas. Sólo en Arabia Saudí han muerto, desde agosto, entre 2.000 y 5.000 camellos y dromedarios, y en otros países de la zona la epidemia también ha tenido consecuencias catastróficas, según informaba recientemente Science.En los laboratorios se están investigando toxinas, antibióticos, virus e incluso el cambio climático pero, por ahora, se desconocen los motivos que provocan la epidemia.

"El número de muertes que estamos viendo carece de precedentes", ha explicado Bernard Faye, un experto en camellos que trabaja en el Centro Francés de Investigación Agrícola para el Desarrollo Internacional. "Están muriendo muchos animales y no tenemos claro cuáles son las causas. El problema es que nos faltan pruebas epidemiológicas y, mientras no las tengamos, deberemos esforzarnos por conseguirlas y tratar de detener las muertes", afirma Faye.

En un primer momento, las autoridades saudíes pensaron que la causa de las muertes era una infección. Sin embargo, más tarde algunos laboratorios señalaron que el motivo era el forraje con que se alimentaba a los animales. En la provincia saudí de Nayran han muerto más de 30 camellos en las últimas dos semanas y los ganaderos han decidido de dejar de alimentar a los animales con el forraje que usaban hasta ahora, ha informado el diario Al-Watan.

Entre la vida y la muerte

Ali al-Salim, propietario de la ganadería afectada, afirma que las medicinas que ha recibido de las autoridades no han detenido la epidemia y que 18 camellos de su ganadería están luchando entre lavida y la muerte.Un funcionario del Ministerio de Agricultura saudí ha señalado que la causa de las muertes es, probablemente, el forraje y ha añadido que los ganaderos prefieren comprar forrajes baratos que no están en buenas condiciones, mientras que las autoridades no supervisan correctamentelos forrajes que se vendenen el mercado.

Según los laboratorios, existe la posibilidad de que la causa de la infección sea la salinomicina, un antibiótico que se utiliza en la alimentación de los pollos pero que es tóxico para los camellos. Sin embargo, algunos expertos critican la falta de transparencia con que las autoridades están llevando a cabo la investigación y dudan de los análisis de los laboratorios. "Ni las micotoxinas ni ninguna otra enfermedad conocida pueden haber matado a 5.000 camellos en un periodo de tiempo tan corto", ha dicho Ulrich Wernery, director del Laboratorio Central de Investigación Veterinaria de Dubai. "Es como un rompecabezas y mientras noobtengamos más información no conseguiremos resolverlo", opina Faye.

El gran compañero del beduino

La cría de camellos es especialmente popular entre los beduinos de Arabia Saudí y se estima que sólo en este país existen más de 850.000 camellos y dromedarios. En Oriente y África, los camellos se utilizan generalmente para producir leche y carne y, además, se usan como animales de transporte y en las carreras. Incluso se celebran concursos de belleza, y los animales más bellos y en forma pueden alcanzar precios desorbitados. Y es que un camello es un excelente compañero porque puede permanecer hasta más de 20 días sin beber agua en las condiciones más extremas del desierto ayudado por su particular sistema de enfriamiento de la sangre.