Viernes, 4 de Enero de 2008

Maduro dice que Bogotá niega a Venezuela la prueba de ADN a supuesto Emmanuel

EFE ·04/01/2008 - 17:05h

EFE - Una fuente de la Fiscalía colombiana dijo a Efe que el fiscal general, Mario Iguarán, presentará dentro de poco el resultado de los exámenes.

El Gobierno de Colombia negó a expertos venezolanos la posibilidad de hacer una prueba de ADN al niño que las autoridades de ese país creen que es Emmanuel, hijo de Clara Rojas, secuestrada por las FARC, afirmó hoy el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

Se trata de una decisión "muy grave y triste" del Ejecutivo de Bogotá, "que deja claro que hay algo extraño en toda esta situación", declaró Maduro en una llamada telefónica a la emisora estatal de la televisión venezolana VTV.

El jefe de la diplomacia venezolana reveló que esa negativa le fue comunicada telefónicamente por su colega colombiano, Fernando Araújo, y que éste debe ahora formalizarla por escrito.

"Esperábamos de Colombia la misma conducta" que asumió Venezuela, que permitió, "y de manera inmediata", que expertos colombianos efectuaran esos exámenes a familiares de Rojas en Caracas, añadió.

A petición de esos familiares, destacó Maduro, el Gobierno de Venezuela solicitó al de Colombia que se efectuaran "muestras conjuntas y paralelas por parte de médicos colombianos y venezolanos" y que de ello "no obtuvo respuesta oficial sino hasta el día de hoy" y telefónicamente.

Clara Rojas, secuestrada en 2002 por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Emmanuel, nacido en cautiverio, y la ex congresista Consuelo González de Perdomo, cautiva desde 2001, iban a ser entregados al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, según prometió esa guerrilla el 18 de diciembre.

Sin embargo, el 31 de diciembre el grupo insurgente le comunicó a Chávez que no los podía entregar debido a operaciones militares colombianas, lo que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, negó.

Uribe reveló el mismo día que las FARC no entregaban a los rehenes porque no tenían en su poder a Emmanuel y presentó la hipótesis de que el menor estaba en poder de una entidad estatal, y que los exámenes de ADN que le fueron practicados debían ser contrastados con los de sus supuestos familiares en Caracas.

"El Gobierno de Colombia nos solicitó el 31 de diciembre colaboración" para obtener muestras de ADN de los familiares de Rojas y Emmanuel que se hallan en Caracas, lo que fue aceptado de manera inmediata por el Ejecutivo de Chávez, reiteró Maduro.

El canciller venezolano también criticó la "campaña brutal" que, sostuvo, mantienen los medios de comunicación colombianos "más vinculados a los más altos" funcionarios del Gobierno colombiano "para tratar de darle veracidad a la hipótesis de Uribe" en torno a si el niño en poder del ICBF es en realidad Emmanuel.