Sábado, 5 de Enero de 2008

Todos los móviles quieren competir con el iPhone

Motorola ha sido el último en anunciar un terminal que pretende plantar cara al dispositivo de Apple

BLANCA SALVATIERRA ·05/01/2008 - 00:01h

iPhone, el teléfono de Apple.

Cuando Apple anunció su teléfono iPhone hace un año, el presidente de la compañía, Steve Jobs, afirmaba que este terminal estaba "cinco años por delante de cualquier otro teléfono móvil, literalmente". Pese a esta discutible frase, el iPhone ha conseguido armar un revuelo considerable en las telecomunicaciones, creando una gran expectación. La razón es, en parte, su diseño, y también que sus ventas pueden servir para comprobar cómo se desenvuelve una compañía inexperta en un mercado que le es desconocido. 

Apple ha conseguido, en poco tiempo, que el nombre de un terminal que no se vende en España sea utilizado para definir otros teléfonos móviles. Pero, ¿tiene tanta importancia para los fabricantes la salida del iPhone en España? Para Nokia, este teléfono ha sido un dinamizador de la industria. Aunque la compañía mantiene que no se debe subestimar, también cree que el iPhone les da la razón en el camino de los terminales convergentes que ellos iniciaron hace dos años. Según los últimos datos de Gfk, Nokia tiene más de un 40% de cuota de mercado en España, con más de 80 terminales. Así, parece poco probable que un solo terminal pueda hacerse con un porcentaje elevado.

Motorola ha sido el último fabricante en sumarse a la batalla contra el iPhone con el Rokr E8, un terminal que se lanzará en abril y que pretende robar mercado al iPhone en los países en los que ya se ha lanzado. Entre sus bazas estéticas está la de que todas las teclas no son visibles en todo momento, sino dependiendo de la función que se esté utilizando. No han trascendido más detalles, aunque sí se sabe que Motorola contraatacará a Apple comercializándolo de forma liberada, aunque en los países en los que el iPhone se vende atado a un operador, intentará cerrar acuerdos con los operadores rivales.

Fórmulas para hacerle frente

Los usuarios se mostraron expectantes con la presentación del iPhone, y la competencia ofreció, en principio, una respuesta discreta, dudando de que fuera tan revolucionario. De hecho, HTC se adelantó con el lanzamiento de Touch, un terminal que empleaba una tecnología similar en su pantalla táctil. Recientemente HTC ha lanzado una revisión de ese terminal, añadiéndole conexión de alta velocidad HSDPA y teclado deslizante.

Otras compañías, como SonyEricsson, han optado por intentar aumentar su cuota de mercado en móviles a través de la música, potenciando el almacenamiento. De hecho, hace tiempo que incorporó a sus terminales más avanzados el clásico término walkman, marca registrada de Sony.
LG ha seguido el mismo camino, centrándose en las posibilidades multimedia de sus terminales, y añadiendo pantalla táctil a sus teléfonos más avanzados. Samsung y Motorola también han optado por la vía multimedia. Samsung, que apuesta fuerte por la tecnología HSDPA, fue el primero en lanzar un terminal con DivX (el formato más popular de vídeo en Internet), y Motorola tiene toda una serie de accesorios dedicados a la música.

Nokia, por su parte, compite con una fórmula distinta. Cuando el dispositivo de Apple se presentó, la compañía ya disponía de teléfonos serie N, terminales móviles de prestaciones avanzadas y considerados como pequeños ordenadores-teléfono. El fabricante finlandés no dispone de móviles con pantalla táctil, y la ha incorporado en los modelos denominados Internet tablet, centrados en la navegación por Internet que han abandonado las funciones de telefonía.

El iPhone ha abierto nuevas puertas en cuanto a diseño, pero también tiene carencias en sus prestaciones, un hecho al que sus competidores intentan sacar partido. A falta de que se confirme de forma oficial si el modelo que llegará a España será 3G, el iPhone que se vende actualmente no lo es, lo que limita sus posibilidades.

Atacar al rival donde duele

Con un precio aún por confirmar en España, los terminales que pueden mirar frente a frente al iPhone tampoco son baratos. En España, uno de los últimos países de Europa en los que el terminal de Apple verá la luz, es probable que lo haga sujeto a Telefónica, lo que perjudicaría a los consumidores, que si lo liberan se arriesgan a que el terminal sea inutilizable.

Y es que el precio del iPhone liberado en los países en los que se vende de esa forma ronda los 1.000 euros, algo que podría beneficiar al resto de fabricantes, que tienen teléfonos de prestaciones similares y a un precio bastante inferior.

Seis formas de enfocar el mismo negocio 

Motorola Rokr E8. Estará equipado con 2 GB de memoria interna ampliable con tarjetas microSD. Aún no se ha confirmado su precio ni sus detalles, pero es previsible que no tenga pantalla táctil.

HTC Touch Dual. Esta revisión del modelo original incorpora un teclado de 20 teclas, y mantiene la pantalla táctil que lo popularizó. Se le ha añadido también conexión de alta velocidad (529 euros).

Nokia N95. El N95 clásico revisado incorpora 8 GB de memoria interna, pantalla de 2,8 pulgadas giratoria, cámara de 5 megapíxeles y acceso rápido a las funciones multimedia (719 euros).

Prada Phone by LG. Con una fuerte baza de diseño, se le ha eliminado el teclado convencional para incorporar una amplia pantalla táctil. Reproduce música, vídeos y documentos (599 euros).

Samsung F700. Dispone de un teclado oculto bajo la superficie, tiene pantalla táctil y tecnología HSDPA, que permitiría al usuario descargar unos 4 MB en poco más de 4 segundos (659 euros).

SonyEricsson W960i. Este terminal de tercera generación está orientado a la música. Cuenta con 8 GB de almacenamiento de serie y dispone de conexión WiFi (639 euros).

Noticias Relacionadas