Viernes, 4 de Enero de 2008

Sale al mercado "Sentado en el muelle de la bahía", recopilatorio de Otis Redding

EFE ·04/01/2008 - 18:12h

EFE - Sacan a la venta un disco recopilatorio de Otis Redding.

Ocho de enero de 1968: el sello de música soul Stax publica "(Sittin' on) the dock of the bay", que en pocas semanas se convierte en un número uno del que su coautor e intérprete, Otis Redding, jamás pudo disfrutar.

El "príncipe del soul" había perdido la vida un mes antes en las frías aguas del lago Monona, en las afueras de Madison (Wisconsin), donde su avioneta cayó a tres kilómetros de su destino. Otis tenía 26 años, un gran presente y un futuro espléndido.

Esa mañana aciaga del 10 de diciembre de 1967 le acompañaban cinco miembros de su grupo, los Bar-Kays: el saxofonista Phalon Jones, el batería Carl Cunningham, el guitarrista Jimmy King, el teclista Ronnie Caldwell y el trompetista Ben Cauley. Todos tenían dieciocho años. Sólo sobrevivió Cauley.

Unas semanas antes, Otis Redding había grabado el tema destinado a dar un giro a su carrera, en unas sesiones en los estudios situados en el cuartel general de Stax -el sello orgullo de la música negra-, en Memphis, Tennessee.

Nacido en Dawson (Georgia), Redding había publicado ya siete álbumes desde 1964 y tenía ya una sólida carrera a sus espaldas, hecha de interpretaciones apasionadas, teatrales, construidas con su particular voz, que tan pronto se rompía en pedazos para alcanzar notas siderales como bajaba al tono de una confidencia.

Pero "(Sittin' on) the dock of the bay" sonaba diferente, desde su comienzo -ese ruido de olas mezclado con un bajo y una guitarra acústica-, hasta su final -el silbido con una melodía de cierre-. Alguien habló de "folk-soul" al escuchar la canción.

Un mes después de publicar el single, Stax reunió una decena de canciones para que acompañaran el tema en un LP que se llamó "The dock of the bay".

El álbum, que se abre con el número uno póstumo de Otis Redding, reúne canciones que el cantante publicó en sus singles aparecidos durante 1967 ("I love you more than words can say", "Let me come on home", "The glory of love", "I'm coming home to see about you"), entre los que figura además un dúo con Carla Thomas ("Tramp").

"The dock of the bay" incluía un tema inédito, "Open the door", además de uno de los temas más vibrantes de Redding, "Don't mess with Cupid", y se cerraba con dos clásicos de su repertorio, "Nobody knows you (when you're down and out) y "Ole man trouble".

A pesar de su carácter fragmentario, el álbum ofrece una buena pista de la contribución a la música moderna de Otis Redding y ha permanecido a través del tiempo como uno de los favoritos de sus seguidores.

Quienes prefieran centrarse en los grandes éxitos del soulman pueden recurrir a las recopilaciones que de forma incesante se han publicado en las últimas décadas.

En ellas encontrarán grandes clásicos como "Mr Pitiful" y "Try a little tenderness", la desgarradora "I've been loving you too long" o la explosiva versión de "Satisfaction".