Archivo de Público
Miércoles, 15 de Septiembre de 2010

Radiación elevada aumenta riesgo de segundo cáncer: estudio

Reuters ·15/09/2010 - 15:32h

Por Julie Steenhuysen

Las víctimas de una bomba atómica que logran sobrevivir a un cáncer corren alto riesgo de desarrollar un segundo tumor, informaron el miércoles expertos estadounidenses, en un estudio que ofrece nuevos enfoques sobre los riesgos tumorales por exposición a la radiación.

Los resultados son importantes porque los investigadores usaron información obtenida de sobrevivientes de las bombas atómicas en Japón para predecir los riesgos de la exposición a la radiación proveniente de otras fuentes, incluidas las técnicas por imagen usadas en medicina.

"Hallamos que la radiación aumenta el riesgo de desarrollar un segundo cáncer de manera muy similar a como está relacionado con el peligro del primer cáncer", dijo el doctor Christopher Li, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, que dirigió el estudio publicado en la revista Cancer Research.

"También descubrimos que los sobrevivientes del cáncer tenían riesgos particularmente elevados de desarrollar un segundo tumor que sería sensible a la radiación. Esto incluye a los cánceres de pecho, colon, pulmón, tiroides y vejiga", añadió.

Los expertos analizaron datos de un grupo de sobrevivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki que fueron seguidos desde 1950 -cinco años después de las explosiones- hasta el 2002.

El estudio evaluó a 10.031 sobrevivientes de un cáncer primario, de los cuales 1.088 desarrollaron luego un segundo tumor primario.

Los cánceres de estómago, pulmón, hígado y mama se encuentran entre los más comunes, ya sea como primero o segundo tumor.

"Nuestros hallazgos sugieren que los sobrevivientes de cáncer con antecedentes de exposición a radiación deberían seguir siendo controlados cuidadosamente por segundos cánceres", señaló Li.

El autor reconoció que es difícil extrapolar los resultados a otras exposiciones a radiación, dado que los sobrevivientes de las bombas atómicas estuvieron expuestos a la radiación en todo su cuerpo. Los métodos médicos de exposición a radiación suelen limitarse a una zona del cuerpo.

No obstante, indicó Li, los hallazgos se replicarían en otros tipos de exposición a radiación conocidos por provocar cáncer.

El estudio se realizó en colaboración con investigadores de la Fundación de Investigación de los Efectos de la Radiación en Hiroshima y Nagasaki y el Instituto Nacional del Cáncer.