Viernes, 4 de Enero de 2008

El Gobierno Balear aprueba el proyecto de creación de la Agencia Tributaria

EFE ·04/01/2008 - 17:21h

EFE - La consellera de Baleares, Margarita Nájera.

El Consell de Govern ha aprobado hoy el proyecto de ley de creación y regulación de la Agencia Tributaria de las Islas Baleares, que será un ente público con personalidad jurídica propia y autonomía funcional, financiera y de gestión.

Los objetivos con los que nace este organismo son "agilizar el pago de tributos, reducir la burocracia, mejorar la capacidad de recaudación y reforzar la lucha contra el fraude fiscal", según ha afirmado la portavoz del Govern, Margarita Nájera, en la rueda de prensa para informar sobre los acuerdos del Ejecutivo.

La Agencia Tributaria de Baleares es el tercer organismo autonómico de estas características tras la inauguración de la Agencia Tributaria de Cataluña el pasado miércoles, día 2; y la aprobación del proyecto de ley de creación de la Agencia Tributaria andaluza, el 26 de junio del año pasado.

Según ha indicado el conseller Carles Manera, aunque el proyecto de ley se inspira en otros de similares características, la Agencia balear "presenta diferencias", como el hecho de que no contempla "la creación de un consorcio conjunto entre la agencia autonómica y la estatal", como es el caso de Cataluña.

En Baleares, la colaboración con la Agencia estatal y la de las Islas se establecerá mediante convenios específicos.

El presidente de la Agencia Tributaria remitirá al Parlament balear un informa anual del funcionamiento del organismo, de las actuaciones desarrolladas y los resultados obtenidos.

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha definido en la misma conferencia de prensa la creación del ente tributario autonómico como "un paso muy importante en el desarrollo de la última reforma del Estatuto".

El líder del Ejecutivo ha destacado como prioridad del organismo dar un mejor servicio a los ciudadanos y facilitar su relación con la administración regional materia de tributos, así como gestionar mejor aquellos que son de son competencia autonómica.

El Govern remitirá al Parlament balear la tramitación por la vía de urgencia del proyecto de ley, para que pueda estar aprobado el 1 de marzo y entre en funcionamiento a partir de enero de 2009.

El presidente ha anunciado también que el Govern remitirá hoy mismo el proyecto de ley al PP para intentar que sea aprobado "de forma consensuada".

El conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera, ha afirmado que la previsión de gestión de tributos por parte de la Comunidad para 2008 "es de 2.642 millones de euros", que es la estimación consignada en los Presupuestos autonómicos.

Manera apuntó que la Agencia de Cataluña tiene una previsión, descontando el IRPF y el IVA, de 5.018 millones de euros, un dato que según el conseller permite apreciar, en términos comparativos, que la capacidad de gestión de la Agencia balear "es muy relevante".

La Agencia Tributaria de las Islas tendrá sede propia, aún por determinar, y entre los cambios más importantes que supondrá, Manera ha destacado que facilitará la administración tributaria, reducirá trámites administrativos con modelos más sencillos de declaración y reforzará la atención telemática.

La Agencia supondrá también la creación de una carta de derechos de los contribuyentes y una reorganización de los recursos que aumentará la presencia de la administración tributaria en todos los municipios alejados de Palma.

En palabras del conseller de Economía, el papel del nuevo ente en la potenciación de la lucha contra el fraude fiscal será "crucial" y se llevará a cabo "a través de una oficina específica y de convenios con la Agencia Tributaria estatal y otras administraciones", así como con medidas como "mejorar el procedimiento de selección de contribuyentes y operaciones inmobiliarias a comprobar".

El personal de la Agencia Tributaria lo constituirán entre 140 y 150 personas, procedentes de la Dirección General Tributaria actual, a quienes se añadirán unos treinta trabajadores más, que formarán parte de los cuerpos especiales de personal que se crearán, con labores específicas como son el cuerpo de control, inspección y administración tributaria; el cuerpo técnico de inspección y gestión, el cuerpo administrativo y el auxiliar.