Viernes, 4 de Enero de 2008

Carlos Sainz: "Es un golpe muy duro para el deporte en general"

EFE ·04/01/2008 - 12:43h

EFE - Técnicos trabajando en los preparativos para el Rally Lisboa Dakar, en Lisboa.

El español Carlos Sainz, uno de los favoritos para ganar esta edición del rally Dakar, se mostró "desilusionado y triste" por la anulación de la prueba que constituye "un golpe muy duro para el deporte en general que sienta un mal precedente".

"Que se anule una prueba como el Dakar por un motivo extradeportivo es un precedente muy malo para el deporte en general", afirmó el piloto de Volkswagen.

Sainz indicó que le sorprendió la decisión de los organizadores de anular la totalidad del rally siguiendo la recomendación del Gobierno francés de no pasar por Mauritania ante la amenaza terrorista que vive ese país, escenario de ocho de las quince etapas.

"Pesé que iríamos al menos hasta Marruecos y que suspenderían sólo el tramo de Mauritania y que luego harían alguna etapa alternativa más en Marruecos, que es un país seguro. Pero si han decidido suspender todo el rally tendrán sus razones. Yo no tengo todos los elementos", aseguró.

"La organización ha tomado una decisión valiente y prudente, sin conocer todos los detalles que les ha llevado a tomarla hay que respetarla, seguro que han evaluado todo", afirmó.

Desde un punto de vista personal, Sainz lamentó que esta edición era la que mejor había preparado el rally desde que comenzó a disputarlo hace tres años, tanto él como el equipo Volkswagen.

"No podemos hablar de lo que hubiese pasado, estábamos mejor preparados que en los dos últimos años pero quien realmente pierde es el deporte", aseguró.

El piloto madrileño recordó la importancia que el Dakar tiene para algunos de los países que atraviesa y lamentó el "golpe bajo" que supondrá la anulación de la edición para algunos de ellos.

"Mauritania es un país al que el Dakar le venía bien económicamente. Esta anulación tendrá una gran repercusión en la gente de allí", dijo.

También tuvo un recuerdo para los corredores aficionados que durante meses han estado preparando el rally y que ahora no podrán disputarlo. "Es un año entero preparando el rally, es un año de ilusiones perdido", dijo.