Viernes, 4 de Enero de 2008

India desea un Pakistán fuerte, estable y próspero, dice ministro Exteriores

EFE ·04/01/2008 - 10:30h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores de la India Pranab Mukherjee es.

El ministro indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, apostó hoy por un Pakistán "fuerte, estable y próspero" y se mostró confiado en que el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, sabrá proteger el arsenal nuclear.

"Deseamos (a la gente de Pakistán) todo el éxito en su esfuerzo porque creemos que un Pakistán fuerte, estable y próspero será útil para nosotros", aseguró el ministro en una conversación con periodistas de la agencia india PTI.

Mukherjee restó importancia a la posibilidad de que las armas nucleares paquistaníes puedan caer en manos de integristas islámicos, pese a la inestabilidad que sufre Pakistán desde el asesinato de Benazir Bhutto.

"Todo el mundo estará preocupado si las armas caen en manos equivocadas. Pero quizá ahora el presidente Musharraf está al mando de la situación, y además creo que es la cabeza civil de la cadena de mando nuclear", dijo.

El ministro afirmó también que Pakistán ha pasado en muchas ocasiones por situaciones difíciles, pero que el sistema ha demostrado "fuerza y resistencia" para superarlas.

La India y Pakistán mantienen varios litigios fronterizos que desde su independencia en 1947 han causado tres guerras, aunque Mukherjee señaló que la situación en la frontera es de paz desde noviembre de 2003, cuando Musharraf declaró un alto el fuego.

Mukherjee ratificó que su país respeta la soberanía del vecino y que negociará con Pakistán quienquiera que sea su líder, ya que la India, dijo, ha "aprendido a vivir con los sistemas que prevalecen" en el área circundante.

Entre los países que rodean a la India, Sri Lanka combate una rebelión tamil, Bangladesh se encuentra en estado de excepción, Pakistán lo ha retirado recientemente y Nepal se halla inmerso en una transición a la democracia tras una década de guerra.

En China existe un régimen comunista y en Myanmar, uno militar, y sólo el pequeño reino de Bután, en el Himalaya, ha dado recientemente un paso decidido hacia la democracia con la celebración de los primeros comicios de su historia.

La situación en Pakistán se ha complicado en los últimos días con el asesinato el pasado 27 de diciembre de la ex primera ministra Benazir Bhutto, que acababa de pronunciar un discurso electoral.