Archivo de Público
Lunes, 13 de Septiembre de 2010

Materiales de "piel artificial" pueden sentir niveles de presión

Reuters ·13/09/2010 - 15:57h

Por Julie Steenhuysen

Un nuevo tipo de "piel" artificial, diseñado a partir de materiales semiconductores flexibles, puede sentir al tacto, lo que permitiría crear robots con un agarre tan delicado como para sostener un huevo y también lo suficientemente fuertes como para tomar una sartén.

Los científicos han tenido muchos problemas para crear dispositivos robóticos capaces de ajustar la cantidad de fuerza necesaria para sostener y usar distintos objetos. Los materiales sensibles a la presión buscan superar ese desafío.

"Los seres humanos generalmente saben cómo sostener un huevo frágil sin romperlo", dijo Ali Javey, ingeniero eléctrico de la University of California en Berkeley, quien dirigió uno de los dos equipos que informaron los descubrimientos sobre piel artificial en la revista Nature Materials.

"Si queremos un robot que pueda descargar el lavaplatos, por ejemplo, querríamos asegurarnos que no romperá las copas de vino en el proceso", señaló Javey en un comunicado.

El equipo de Javey reveló una forma de crear diminutos "nanocables" con una aleación de silicona y germanio. El dispositivo se cubrió con una goma sensible a la presión.

Las pruebas sobre el material mostraron que podía detectar un rango de fuerzas que iban desde tipear en un teclado hasta sostener un objeto.

Un segundo equipo dirigido por Zhenan Bao, ingeniera química de la Stanford University en California, utilizó un enfoque diferente para crear un material tan sensible que pudo detectar el peso de una mariposa posada sobre él.

Los sensores diseñados por el equipo de Bao se confeccionaron a partir de una goma altamente elástica modelada con precisión entre dos electrodos.

Cuando ese material se estrecha, la piel artificial mide el cambio en la actividad eléctrica. "El cambio en el espesor del material es transformado en una señal eléctrica", explicó la autora.

Finalmente, el equipo espera que la piel artificial pueda usarse para restaurar el tacto en las personas con prótesis en las extremidades, aunque los científicos primero necesitan comprender mejor cómo integrar los sensores al sistema nervioso central de los seres humanos.

La piel artificial creada por Javey es la última aplicación de nuevas formas de procesar materiales inorgánicos semiconductores como la silicona para volverlos sensores eléctricos flexibles.