Viernes, 4 de Enero de 2008

Un sondeo señala que la crisis de infraestructuras dispara la insatisfacción catalana a lo más alto

EFE ·04/01/2008 - 16:11h

EFE - El director del Centro de Estudios de Opinión de Cataluña (CEO), Gabriel Colomé.

La crisis de infraestructuras en los últimos meses ha disparado el grado de insatisfacción política de los catalanes hasta su nivel más alto desde que, en 2005, el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat empezó a elaborar periódicamente el Índice de Satisfacción Política en Cataluña.

El sondeo, realizado a partir de 2.200 entrevistas entre el 20 y el 30 de noviembre de 2007, representa, según el director del CEO, Gabriel Colomé, un "buen sismógrafo" para captar el "impacto" que han tenido cuestiones como el apagón masivo en Barcelona al inicio del verano, los continuos fallos en el servicio de Cercanías de Renfe o los problemas en las obras del AVE en la entrada de la capital catalana.

Todo ello se traduce en una espectacular caída del índice de satisfacción política coyuntural: el porcentaje de insatisfechos pasa del 50,8% en octubre de 2007 al 58,5% un mes más tarde, cifra que representa el tope máximo alcanzado desde el primer sondeo de este tipo encargado por el CEO, en junio de 2005.

En cambio, el porcentaje de satisfechos ha caído hasta el 41,5%, después de haber superado el 57% en marzo de 2007.

La insatisfacción con la coyuntura actual contrasta con el repunte positivo del nivel de satisfacción estructural de los catalanes, que se refiere a la valoración general del funcionamiento del sistema democrático.

Si se presta atención al perfil político del llamado "català emprenyat" (catalán cabreado), se observa que el partido con un mayor porcentaje de descontentos es el PP, ya que un 58,4% de sus votantes se declaran insatisfechos, seguidos de los electores de CiU, con un 44,1%.

A continuación se sitúan los votantes descontentos de ICV-EUiA, que en un mes han pasado del 14,4% al 36,9%.

Colomé ha atribuido este crecimiento de insatisfechos entre el electorado de ICV-EUiA al hecho de que el sondeo fue realizado en las vísperas de la manifestación de protesta en Barcelona por la situación de las infraestructuras, el 1 de diciembre, a la que también se sumó la formación ecosocialista.

Por el contrario, los votantes del PSC son lo que arrojan un porcentaje más alto de plenamente satisfechos, un 37,4%.

Por otra parte, los votantes del PP son los que se muestran más convencidos de que irán a votar en las elecciones generales de marzo -casi el 90%-, aunque el resto de partidos también demuestra tener movilizado a su electorado, ya que todos se sitúan por encima del 80%.

Colomé ha explicado que a medida que se acerca la cita electoral se percibe un aumento de la movilización del electorado, un dato que corrobora el sondeo del CEO, ya que siete de cada diez entrevistados ya aseguran que tienen intención de acudir a las urnas, una cifra superior al 64% de movilizados registrados en octubre de 2007.