Viernes, 4 de Enero de 2008

Israel recrudece sus operaciones en Palestina

AFP ·04/01/2008 - 15:21h

Nueve palestinos nurieron este jueves y 48 resultaron heridos en ataques y bombardeos aéreos israelíes en la franja de Gaza, que coinciden con otra operación militar en Cisjordania. La mayoría de los ataques se llevaron a cabo en la localidad de Bani Suheila, cerca de Jan Yunes, mientras el ejército israelí efectuaba una operación terrestre en el mismo sector.

Dos activistas de la Yihad Islámica, los hermanos Ahmad y Sami Fayad, de 22 y 25 años respectivamente, perdieron la vida junto con su madre Karima, de 50 años, y su hermana Asmaa, de 20, en uno de los bombardeos contra su casa, según fuentes médicas. Asimismo, dos miembros del movimiento radical Hamas, que controla la franja de Gaza desde junio, murieron en otros ataques aéreos y se hallaron tres cadáveres entre los escombros de otras dos casas destruidas durante los bombardeos, afirmaron fuentes médicas.

Mientras, en la ciudad de Gaza, la aviación atacó la casa de un activista de la Yihad Islámica muerto en diciembre y tomó como blanco las viviendas de otros militantes del grupo en diferentes lugares. Por último, según una portavoz militar israelí, un cohete disparado desde la franja de Gaza cayó sin causar heridos cerca de Ashkelon, en el sur de Israel.

El prosirio Frente Popular de Liberación de Palestina-Comando General (FPLP-CG) reivindicó el disparo en un comunicado, lo que le dio alas a la administración de Olmert a decir que "Israel no puede quedarse con los brazos cruzados cuando casi un cuarto de millón de sus ciudadanos vive bajo la amenaza de ataques terroristas con cohetes".

Balas contra niños 

Entre tanto, en el norte de Cisjordania, una columna de unos 70 todoterrenos militares israelíes entró el jueves por la mañana en Naplusa, informaron fuentes de seguridad palestinas. Los soldados dispararon varias ráfagas de advertencia y acordonaron diversos edificios, así como el hospital local Rafidya, explicó la fuente.

En el casco antiguo de Naplusa, los soldados registraron varias casas y se apostaron en los tejados de algunos edificios. Dispararon balas de goma a un grupo de escolares palestinos que les arrojaban piedras, hiriendo a unos veinte de ellos, según fuentes médicas.

Además, tres presuntos activistas de Fatah, el movimiento del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, fueron detenidos, aseguraron fuentes de seguridad palestinas.

Un portavoz castrense israelí confirmó que se está llevando a cabo en Naplusa una operación en la que algunos soldados han abierto fuego contra hombres armados palestinos que les disparaban.

Otro miembro de Fatah, el partido del presidente Mahmoud Abbas, murió en un ataque aéreo contra posiciones de Hamas, y 48 palestinos resultaron heridos por los disparos israelíes, según fuentes médica.

Se trata de la operación israelí de mayor envergadura desde que la Autoridad Palestina puso en marcha en noviembre de 2007 un ambicioso plan de seguridad en Naplusa para poner fin a la violencia. El portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina, condenó la "escalada" israelí en Gaza y en Naplusa con unos "actos que minan el proceso de paz y erosionan la confianza de las dos partes".

Con estos decesos asciende a 6.030 el número de muertos en la violencia israelo-palestina desde 2000, en su gran mayoría palestinos, según la agencia francesa AFP.