Viernes, 4 de Enero de 2008

Bush: "Los asentamientos israleíes en Palestina son un impedimento para la paz"

En una entrevista para Reuters, el presidente norteamericano advierte, además, de que "los puntos de control deben ser desmantelados"

REUTERS ·04/01/2008 - 15:07h

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, describió este jueves la expansión de enclaves israelíes como un "impedimento" para el relanzamiento de las conversaciones de paz, en una inusual crítica al Estado judío, menos de una semana antes de su primera visita presidencial a ese país.

En una entrevista con la agencia Reuters, Bush expresó su optimismo en lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos para finales de 2008, un objetivo establecido en noviembre durante la conferencia en Annapolis, Maryland, que ha sido vista con mucho escepticismo.

El mandatario estadounidense también admitió que seguía habiendo obstáculos después de décadas de conflictos en Oriente Próximo, por eso dijo que utilizaría su viaje a la región para aumentar la presión sobre ambos bandos, y dejar claro a los israelíes su preocupación por la construcción de colonias en territorio ocupado.

Las conversaciones de paz de cara a la visita de Bush se han visto eclipsadas por la continua edificación de enclaves israelíes en los territorios palestinos ocupados. "Hablaré sobre la expansión de los enclaves israelíes, sobre lo que son. Pueden ser, saben, un impedimento para el éxito", aseguró. "Los puestos no autorizados por ejemplo deben ser desmanteados, tal como los israelíes dijeron que lo harían", agregó.

Las autoridades palestinas dieron la bienvenida a los comentarios de Bush sobre los asentamientos judíos.

Preguntado sobre estas declaraciones, el portavoz del Gobierno israelí, Mark Regev, dijo: "Israel está comprometido en cumplir con todas las obligaciones de la Hoja de Ruta y si el bando palestino actúa de manera similar con sus compromisos, creo que hay una oportunidad para un progreso sustantivo en los próximos meses".

Las casas de la discordia

Las negociaciones lanzadas en la conferencia de paz organizada por Washington se han visto amenazadas desde que Israel anunció sus planes de construir cientos de casas en una zona cerca de Jerusalén, conocida por los israelíes como Har Homa y por los palestinos como Jabal Abu Ghneim.

Israel ha respondido a las protestas por los asentamientos presionando a los palestinos para que cumplan con sus compromisos de la Hoja de Ruta, controlando a los extremistas como una condición para el establecimiento de un futuro estado.

Bush afirmó que su viaje entre el 8 y el 16 de enero, que comienza en Israel y en Cisjordania e incluye visitas a Arabia Saudí, Egipto, Kuwait, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, está destinado "completamnte" a contener la influencia de Irán.

Durante la entrevista, el mandatario también calificó a su homólogo pakistaní, Pervez Musharraf, como un aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y dijo que el líder del país asiático debería trabajar con el ganador de las elecciones del próximo mes.

Por otra parte, Bush también sostuvo que apoyaba "firmemente" una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre la destrucción por parte de la CIA de vídeos con interrogatorios a sospechosos de terrorismo. "La apoyo firmemente. Y yo participaré", dijo Bush.

Noticias Relacionadas