Viernes, 4 de Enero de 2008

La Asociación Católica de Propagandistas compara el laicismo del Gobierno con el Tercer Reich

Su presidente, Alfredo Dagnino, responde al comunicado del PSOE sobre la concentración del domingo acusando al Gobierno de "no observar ni cumplir la Constitución" 

EFE ·04/01/2008 - 12:02h

EFE - En la imagen, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, se dirige a los asistentes al acto litúrgico "Por la familia cristiana" que, convocado por el Arzobispado, se celebró en la Plaza de Colón de Madrid.

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas , Alfredo Dagnino, dijo hoy que el laicismo del Gobierno pretende "extirpar las creencias religiosas de la vida pública" para construirla sobre el individualismo, un pensamiento con "similares raíces" al Tercer Reich o a los países marxistas.

Dagnino hizo estas afirmaciones en una rueda de prensa convocada para responder al comunicado del PSOE sobre el acto "Por la familia cristina", celebrado el pasado domingo en Colón.

Para Dagnino, "un acto religioso, pacífico y sanamente reivindicativo" como el de Colón "no merece comunicados como el del PSOE" que, como algunas declaraciones públicas de sus dirigentes, produce "estupor, inquietud y desasosiego".

El comunicado "evidencia un laicismo esencialmente ideológico de hondas raíces", que al igual que algunas de las leyes que promulga el Gobierno o de las políticas que defiende, tiene la "deliberada intención de prescindir de Dios, de la Iglesia y del cristianismo en la visión del mundo", aseguró.

"El hombre por sí solo" 

Su intención es "extirpar las creencias religiosas de la vida pública para confinar al cristianismo al ámbito de lo privado y de la conciencia individual" para construir la vida pública con el "hombre por sí sólo", agregó.

"Apoyadas en similares raíces de pensamiento -continuó- determinaciones de este tipo ya se tomaron en la Alemania nazi, en el Tercer Reich, por personas que habiendo llegado al poder por métodos estrictamente democráticos se sirvieron de él para transformar la sociedad y conformar un hombre nuevo", como ocurrió también en los países marxistas, puntualizó.

Tras defender el derecho de los católicos a reunirse pacíficamente y a expresar libremente sus opiniones dentro del "más escrupuloso respeto a la Constitución y al ordenamiento jurídico", lamentó la reacción del PSOE, "que no tiene parangón", y que no se da cuando hay manifestaciones "verdaderamente graves" que pretenden "subvertir el orden constitucional".

"Las manifestaciones de corte independentista, unos actos organizados por los cómplices del terrorismo, en los que vemos cómo se veja a España, cómo se mancillan sus símbolos, cómo se cuestionan" los principios constitucionales y "cómo se proclama el derecho a la autodeterminación", criticó, "no merecen comunicados" ni declaraciones públicas como las que ha causado el acto de Colón.

Asimismo Dagnino acusó al Gobierno de "no observar ni cumplir la Constitución" en cuestiones como la enseñanza, el derecho a la educación o la defensa de la vida y del matrimonio, "que es la unión de un hombre y una mujer".

Noticias Relacionadas