Viernes, 4 de Enero de 2008

Pyongyang no se desarma y amenaza a EEUU con la "disuasión" bélica

EFE ·04/01/2008 - 14:45h

EFE - PYO02 PYONGYANG (COREA DEL NORTE) 04/01/08. Vista de pájaro de la Plaza Kim Il Sung durante una concentración en Pyongyang, Corea del Norte, hoy viernes 4 de enero. Más de 10.000 personas se dieron cita en este acto oficial de apoyo a los objetivos del régimen para el nuevo año.

Corea del Norte avisó hoy de que podría usar su poder de "disuasión bélica" contra el "imperialismo" de Estados Unidos, cuatro días después de incumplir el plazo para presentar una declaración de sus programas nucleares.

El periódico "Rodong Shinmun", órgano del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, indicó que el país "ha estado construyendo nuestra capacidad de defensa, ya que entiende la naturaleza criminal de los imperialistas de Estados Unidos", según informó la agencia surcoreana Yonhap.

"Nuestra república impulsará más la disuasión bélica para hacer frente a los crecientes intentos de Estados Unidos de desatar una guerra nuclear", señaló el régimen comunista de Pyongyang.

Su mensaje contiene retórica similar a la expresada en anteriores ocasiones, sin hacer referencia expresa a las razones de su incumplimiento del plazo nuclear.

Sobre la intención de Estados Unidos de reducir su arsenal nuclear, el periódico del partido gobernante aseguró que se trata de "un viejo truco para engañar a la opinión pública del mundo".

"No ha cambiado nada la intención criminal de los maníacos de la guerra nuclear de EEUU de traer el riesgo de una guerra nuclear al mundo, mediante el desarrollo y la producción de nuevos tipos de armas nucleares detrás del tapadero de una reducción nuclear", apuntó.

A principios de 2007 Pyongyang se comprometió con Corea del Sur, Estados Unidos, China, Japón y Rusia a desmantelar su principal reactor nuclear, así como declarar todos sus programas nucleares antes del finales de ese año a cambio de ayudas energéticas.

El plazo límite fijado expiró este lunes, 31 de diciembre, sin que el país comunista cumpliese este compromiso y sin que hasta ahora haya dado ninguna explicación.