Martes, 2 de Octubre de 2007

Seducir al inmigrante para que se integre

La Ley de Acogida catalana ofrecerá formación y ayuda a los recién llegados

Barcelona Redactor ·02/10/2007 - 06:57h

Cuando Baba Issah llegó a Catalunya, allá por el 2002, no había nadie esperándole, alguien que le diera cuatro nociones de su nueva tierra de acogida. Issah lo pasó muy mal al principio, y sólo encontró una manera de integrarse: ir andando de empresa a empresa, de ETT a ETT, para ofrecer sus servicios. Justamente la Generalitat quiere evitar esa aclimatación tan brusca con una Ley de Acogida que permita a los servicios sociales ofrecer a los recién llegados cursos gratis de lengua, cultura y derechos laborales. De esta manera, según la consellera Carme Capdevila, se promueve “la igualdad de oportunidades y la cohesión social”. El servicio también se ofrecerá en el extranjero a través de una Agencia de Migraciones. Ayer se presentó el anteproyecto de ley que entrará en vigor en 2009.  Los cursos no serán obligatorios, pero se buscará “seducir” al inmigrante y se le darán facilidades de regularización por la vía del arraigo. ´

Una semana sin escuela por llevar pañuelo islámico

La Generalitat conminó ayer a la escuela pública Joan Puigbert-Annexa de Girona a aceptar a una alumna de seis años que llevaba una semana sin ir a clase porque la dirección del centro había pedido a sus padres que le quitaran el pañuelo islámico, cosa a la que se habían negado. El equipo directivo justifica la petición en su reglamento interno, que rechaza las diferencias entre su alumnado por razones de sexo, religión u otro factor. La Generalitat considera que el derecho a la escolarización está por encima del reglamento interno de la escuela.