Viernes, 4 de Enero de 2008

La prensa argentina advierte de medidas legales por la venta de Banega al Valencia

EFE ·04/01/2008 - 13:23h

EFE - Fotografia de archivo del jugador de Boca Juniors Ever Banega.

Un abogado presentó ante la Justicia argentina una medida cautelar en contra del Boca Juniors y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para reclamar derechos sobre la venta del centrocampista argentino Ever Banega al Valencia, de España, informa hoy la prensa local.

El abogado Guillermo Strozza acudió a la Justicia para reclamar derechos sobre la operación en representación del empresario Francisco Lapiana, quien dice ser dueño del 20 por ciento de la ficha del futbolista, consignó el Diario Popular, de Buenos Aires, en su edición de hoy.

En una reunión extraordinaria, la comisión directiva del Boca Juniors aprobó el miércoles último la venta de la ficha de Banega al Valencia en 26 millones de dólares, de los cuales 20 millones quedarán para el club argentino, según anunciaron los directivos de la entidad.

En los registros de la AFA, el Boca aparece como dueño del ciento por ciento de la ficha del juvenil.

El periódico Diario Popular reseñó que Banega, de 19 años, llegó al Boca en 20905 proveniente del club Sport Alianza, de la ciudad argentina de Rosario, "con un convenio con el representante Francisco Lapiana, que cobrará el 20 por ciento del pase, unos 5,2 millones de dólares".

"Pero Lapiana reclama algo más, ya que el jugador al llegar a Boca cambió de representante y pasó a manejar sus intereses Marcelo Simonián, quien fue el que trajo la oferta del Valencia y por la cual cobró su comisión", informó Diario Popular.

"Todo indica que Banega le había firmado en su momento algún tipo de autorización Lapiana y es esto sobre lo que se está discutiendo", agrega el periódico.

Ever Banega, que viaja hoy a España, se afirmó en su puesto en el Boca tras la partida de Fernando Gago al Real Madrid en diciembre de 2006 y fue una pieza clave en la obtención de la última edición de la Copa Libertadores de América.