Viernes, 4 de Enero de 2008

Urgencias y hospitales afrontarán un colapso asistencial de enfermos respiratorios

EFE ·04/01/2008 - 12:52h

EFE - Personal sanitario junto a unas filas de camas hospitalarias.

Los neumólogos advierten de que este año los enfermos con problemas crónicos respiratorios colapsarán hospitales y servicios de urgencias durante la fase de mayor presión asistencial, que se produce entre enero y principios de febrero.

El frío, la proliferación de decenas de virus que afectan al sistema respiratorio, entre ellos la gripe, junto con la agudización de las infecciones bacterianas, son algunos de los elementos que "duplicarán o incluso triplicarán" los ingresos hospitalarios.

A esto se suman otros factores "peor definidos" como la contaminación, el polvo o los humos de las calefacciones, que contribuyen a que una patología de base tienda a agravarse con hiperreactividad bronquial, tos persistente y expectoración, si bien lo más dañino para los pulmones es el tabaquismo activo y pasivo.

Así lo declaró a Efe el presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Julio Ancoechea, quien confesó que no se ha conseguido prever la sobrecarga que representa para los servicios de salud este problema estacional.

El "ejemplo paradigmático" en estos meses es la EPOC -Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica-, que puede aparecer en forma de dos trastornos diferentes: el enfisema y la bronquitis crónica, aunque los pacientes presentan características clínicas de ambos a la vez.

La EPOC ocasiona el 10 por ciento de las consultas en Atención Primaria, el 35 por ciento de las de Neumología y cerca del 10 por ciento de las hospitalizaciones anuales -unas 40.000-.

De estos enfermos -más de un millón en España-, puntualizó Ancoechea, aproximadamente un 10 por ciento fallecerán durante su estancia en el hospital, en ingresos que, "en gran medida", se concentran en esta época del año.

Como jefe del Servicio de Neumología del Hospital madrileño de La Princesa, informó de que en él tienen asignadas de forma estable 32 camas, mientras que en estos momentos hay cerca de sesenta hospitalizados, de los que un 80 por ciento sufren EPOC agudizada.

"Lo cierto es que esto se reproduce en todos los centros sanitarios", arguyó el experto, al tiempo que aventuró que las dolencias respiratorias crearán "un colapso real de las salas de urgencias y servicios de hospitalización".

Ancoechea resaltó que los pacientes que sufren problemas respiratorios crónicos tienen varias agudizaciones al año, de las que una de cada seis requerirá ingreso hospitalario. Esto significa, prosiguió, que un 30 por ciento de los que padecen EPOC han sido hospitalizados al menos una vez en el último año.

Un 12 por ciento del total son casos graves, que representan el 71 por ciento del coste global de la enfermedad y que generan el 57 por ciento de las hospitalizaciones.

La EPOC, fruto en muchos casos del tabaquismo activo y pasivo, genera unos costes directos de 1,5 millones de euros, aproximadamente un 2 por ciento del presupuesto total de la Sanidad.

Además de la vacunación contra la gripe o el neumococo, el especialista abogó por el desarrollo de programas de alta precoz y de hospitalización domiciliaria, de modo que los pacientes estén menos tiempo en el centro sanitario y sean atendidos en su hogar.

Ancoechea hizo hincapié en que es muy importante que exista una buena coordinación entre atención primaria y especializada, y en que se identifiquen las agudizaciones de la patología para modificar precozmente el tratamiento de base.