Viernes, 4 de Enero de 2008

Se suspende el rally Dakar por amenazas de Al Qaeda

La organización terrorista dijo que atentaría en las etapas que se disputan en Mauritania. Francia pide que se anulen esas rondas, mientra que las organizadoras se reunen en Lisboa para decidir qué se hace

PÚBLICO.ES/REUTERS ·04/01/2008 - 11:13h

Prueba del París-Dakar celebrada en 2003. AFP

La organización del Rally Lisboa-Dakar ha decidido suspender la edición 2008 de la carrera debido a la inseguridad en Mauritania por la amenaza terrorista de Al Qaeda, según acaba de adelantar la emisora de radio francesa Europe 1.

En una rueda de prensa, el director del rally, Étienne Lavigne ha dicho que se trata de "una noticia terrible. El Dakar-2008 no saldrá. El Dakar está tocado pero el Dakar está de pie". Asimismo, ha querido "dar las gracias a todos los participantes. Sois la leyenda del Dakar. Habéis escrito la historia. Y la historia no está terminada".

Sus declaraciones fueron recibidas con aplausos entre los particpantes.

Antes de pronunciar estas frases, Etienne Lavigne había leído el comunicado oficial anunciando la decisión de los organizadores de anular la edición 2008 del rally, que debía salir el sábado de Lisboa, a causa de las "amenazas directas lanzadas contra la carrera por movimientos terroristas".

Los medios franceses adelantaron la noticia y apoyaron la decisión de la organización. Por ejemplo, el director de deportes de France Télévision, Daniel Bilalian, tiene claro que "si sucediera la menor cosa, toda la credibilidad de Amaury Sport Organisation (la organizadora) sería cuestionada", añadiendo que "la amenaza en el paso del rally por Mauritania es bien real, más allá del bandolerismo que pudimos conocer los años anteriores. Ahora, es efectivamente una amenaza de grupos determinados, incluso kamikazes".

Para Bilalian, "independientemente de los objetivos de audiencia o económicos, no tenemos que comprometer la vida de los competidores en una prueba deportiva". 

La decisión fue tomada esta mañana por la propia organización, después de que el Gobierno francés desaconsejara ayer "fuertemente" pasar por Mauritania, al no garantizarse la seguridad de los participantes. Allí, el pasado 24 de diciembre fueron asesinados cuatro turistas franceses. Ese crimen tuvo lugar días después de que Al Qaeda profiriera amenazas contra los intereses franceses en el Magreb.

Por eso, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, advertía hoy a los organizadores y participantes de que pasar por Mauritania era "peligroso". En declaraciones a la emisora RTL, Kouchner dijo que esperaba que los implicados en la caravana del Dakar entiendan el aviso de su departamento: "Nosotros queremos prevenirlos. En Mauritania hemos tenido ese incidente mortal y queremos prevenir, porque según nuestros servicios de inteligencia puede haber otros". 

Las palabras de Kouchner siguen a las que ayer pronunció el portavoz del Gobierno, Laurent Wauquiez, quien desaconsejó "fuertemente" a los ciudadanos franceses, incluidos los presentes en el rally, la estancia en Mauritania.

 

Los organizadores, que en principio habían recibido garantías del Gobierno de Nuakchot de que la prueba contaría con protección, aceptaron ayer evaluar de nuevo la situación para decidir si mantienen la carrera y en qué condiciones. El rally debía partir mañana de Lisboa, para alcanzar las playas de Dakar el 20 de enero, pero finalmente no será así.


Noticias Relacionadas