Viernes, 4 de Enero de 2008

Sin señales que confirmen una concentración de la oposición keniana convocada para hoy

EFE ·04/01/2008 - 09:36h

EFE - El propietario de un pequeño negocio intenta sofocar el fuego que está destruyendo su tienda durante una manifestación de seguidores del Movimiento Democrático Naranja en las calles de Nairobi.

Policías, periodistas y gente haciendo sus actividades normales se encontraban hoy a la hora y en el lugar que había programado la oposición keniana para celebrar una concentración, pero los militantes políticos brillaron por su ausencia, según pudo comprobar Efe.

La protesta estaba convocada para las 10.00 hora local (07.00 GMT) en el parque Uhuru, en el centro de esta capital, pero a la misma hora eran pocas las señales de que se fuera a llevar a cabo en el lugar una concentración política.

La manifestación fue convocada inicialmente por el Movimiento Democrático Naranja (ODM) para el lunes pasado, pero la oposición decidió aplazarla hasta ayer, jueves, porque el Gobierno dictó la prohibición de concentraciones y marchas públicas.

Ayer, dirigentes de ODM primero dijeron que el acto político se pasaba de nuevo para el martes próximo, pero posteriormente determinaron que se realizara hoy, en el mismo lugar de las convocatorias anteriores.

En el acto que viene aplazándose el líder de la ODM, Raila Odinga, se va a proclamar "presidente del pueblo" y va a reiterar sus denuncias sobre las irregularidades de los comicios del 27 de diciembre.

El presidente Mwai Kibaki, que se presentaba a la reelección, fue dado como ganador oficial de esa votación, y una hora después de que la Comisión Electoral anunciara su victoria prestó juramento para un segundo mandato.

La ODM asegura que Kibaki fue proclamado vencedor en las urnas con un millón de votos fraudulentos. La misión de observadores de la Unión Europea ha puesto en duda la credibilidad del escrutinio que dio como vencedor a Kibaki.

La presencia policial que había hoy en el parque Uhuru era menor que en fechas anteriores. Aun así, los agentes de seguridad no dejaban pasar a nadie, pero tampoco se veían grupos de personas que estuvieran intentando romper los cordones policiales.

El tráfico, por otra parte, era continuo en los alrededores del parque, en una mañana soleada.

En la barriada de chabolas de Kibera, a las afueras de Nairobi y bastión de la oposición, la presencia policial también era menor, y sólo había un camión cisterna protegiendo la residencia del ex presidente Daniel Arap Moi.

No fue posible contactar a ningún dirigente de la ODM para confirmar si la concentración se mantiene hoy o se ha decidido aplazar para una nueva fecha.