Archivo de Público
Martes, 7 de Septiembre de 2010

Nuevo tipo de calzado para hacer ejercicio alienta a caminar

Reuters ·07/09/2010 - 16:50h

Por Dorene Internicola

El tipo particular de calzado "tonificante" que se usa para hacer ejercicio, con su suela gruesa y redondeada distintiva, está volando de los estantes a los pies de las personas a las que más les disgustaba caminar.

Los expertos no coinciden en si este tipo de calzado es mejor que las zapatillas, pero acuerdan que es bueno todo lo que haga mover a la población.

"Siempre digo que hay que lograr que las extremidades inferiores sean la mejor mitad del cuerpo", dijo Denise Austin, experta en 'fitness' y portavoz de Skechers Shape-ups.

"El calzado los hace sentir como si estuvieran caminando sobre arena. Al segundo de usarlos, mejora la postura. Son mejores que el calzado habitual", añadió.

El calzado tonificante utiliza suelas redondeadas y relleno adicional para modificar el andar al caminar a través de la actividad de músculos que no siempre se utilizan, lo que aumenta el flujo sanguíneo y reduce el estrés en la parte baja de la espalda.

El doctor Cedric Bryant, director científico del Consejo Estadounidense sobre Ejercicio (ACE), dijo que la inestabilidad incorporada en los zapatos tonificantes está orientada a aumentar el ejercicio, como la pelota de ejercicio trabaja el tronco al reducir el equilibrio.

"Muchos fabricantes promueven estos zapatos para tonificar los músculos de las extremidades inferiores, activar el tronco y quemar más calorías", dijo Bryant.

De modo que ACE encargó un estudio pequeño a la University of Wisconsin para comparar tres marcas de zapatos tonificadores -Skechers Shape-Ups, Masai Barefoot Technology (MBT) y Reebok EasyTone- con las zapatillas tradicionales.

"Los resultados fueron contundentes", dijo Bryant. "Todos los usuarios quemaron la misma cantidad de calorías y activaron los mismos músculos, sin diferencias significativas. Según el estudio, se pueden usar los zapatos tonificantes o las zapatillas", añadió.

El doctor John Porcari, que dirigió el estudio, le atribuyó las molestias musculares al exceso de relleno del calzado tonificante.

"¿Eso se traducirá en glúteos, piernas y pantorrillas más tonificados? No. El cuerpo se acostumbra", explicó Porcari.