Viernes, 4 de Enero de 2008

Madrid ultima con Rabat la vuelta del embajador

Moratinos se reunió con su homólogo marroquí

PÚBLICO ·04/01/2008 - 07:30h

EFE - El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, junto a su homólogo marroquí, Taib Fassi Fihri, que ayer se reunieron en Rabat.

España intenta templar los ánimos con Marruecos. Recomponer unas relaciones que se quebraron un segundo después de que el Gobierno anunciase el pasado 31 de octubre que los reyes visitarían, una semana más tarde, Ceuta y Melilla. En respuesta, el monarca alauí, Mohamed VI, llamó automáticamente a consultas a su embajador en Madrid, Omar Azziman.

La tensión entre los dos países se descompuso en los días siguientes. Pero el capítulo diplomático no se había cerrado por completo. Y ya era urgente zanjarlo. Ese cometido llevó ayer en su maleta el ministro de Exteriores. Miguel Ángel Moratinos viajó a Rabat. Mejoró la interlocución con Marruecos. Allanó el camino. Pero su misión no culminó del todo: aún no hay fechas para el regreso de Azziman.

La valija del ministro contenía un documento importante: una carta del presidente del Gobierno. Un mensaje “de amistad”, en el que José Luis Rodríguez Zapatero ensalza las relaciones entre los dos Estados y que Moratinos entregó a su homólogo marroquí, Taieb Fassi Fihri, en el curso de la reunión de trabajo que ambos mantuvieron y programaron “de común acuerdo”.

Después, comparecieron los dos ministros. Fassi Fihri destacó que el esfuerzo de España por rehacer el diálogo tiene “mucha importancia” para Rabat, sin dar más precisiones.

Moratinos no mostró inquietud. Depende de Marruecos, dijo, evaluar cuándo es más pertinente que Azziman vuelva al frente de su delegación. En todo caso, España desea “recuperar la plena intensidad” de la complicidad bilateral lo antes posible. El objetivo es “seguir trabajando juntos” para fortalecer una relación “positiva, amistosa y fructífera”. Siempre “desde el respeto mutuo” y “pensando en las perspectivas de futuro” más que en las diferencias que aún separan a los dos países.

“Posturas divergentes”

En similares términos se expresó el Fassi Fihri, en declaraciones recogidas por la agencia MAP: “Se incidió en la necesidad de velar por el respeto de los sentimientos nacionales del pueblo vecino”. Y añadió: “Con esta perspectiva [Moratinos] convino en desarrollar y mejorar unas relaciones bilaterales privilegiadas en favor de la paz y la seguridad en la región y en beneficio de los intereses superiores de la nación”.

Sin paños calientes, el ministro español se refirió a la “situación difícil” del pasado noviembre. No hubo entendimiento y colisionaron los intereses. También la oportunidad, ya que Marruecos nunca vio con buenos ojos que Madrid organizara la visita de los reyes justo coincidiendo con el aniversario de la Marcha Verde.

Moratinos y Fassi Fihri sí hablaron de la crisis. Constataron, una vez más, que España y Marruecos mantienen “posiciones divergentes y alejadas” con respecto a Ceuta y Melilla. La cosa no dio más de sí. Ninguno de los dos Estados flexibiliza su postura y ninguno de los forzará la desestabilización y la ruptura.

Cumbres para compartir

Moratinos mostró las pruebas de que la amistad España-Marruecos sigue fuerte. Acudirá a Rabat el 20 de enero, invitado por Fassi Fihri, a la reunión de la Iniciativa 5 + 5, integrada por España, Francia Portugal, Italia y Malta (la contraparte europea) y Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania y Libia (la delegación africana). Antes, delegaciones de alto nivel de ambos países se encontrarán en Madrid el 15 y 16 de enero en el Primer Foro de la Alianza de Civilizaciones, impulsada por España y Turquía y patrocinada por la ONU.

“Debemos mantener el nivel de relaciones y contactos lo antes posible”, subrayó Moratinos. La voluntad es “constatar la normalidad”.

 

PASOS DE UN DESENCUENTRO

 
1. El Gobierno se lanza // El 31 de octubre, el Gobierno anuncia que los reyes viajarán a Ceuta y Melilla por primera vez en su reinado el 5 y 6 de noviembre.

2. Marruecos protesta // El 2 de noviembre Rabat muestra su ira. Mohamed VI llama a su em-bajador en Madrid, Omar Azzi-man. La visita coincide con el 32º cumpleaños de la Marcha Verde.

3. El rey separa // Mohamed VI “condena y denuncia” la “lamentable” visita de los reyes el 6 de noviembre. Lo dice en un comunicado, no en el discurso en TV de conmemoración de la Marcha Verde. El gesto fue recibido con alivio por Madrid.