Martes, 2 de Octubre de 2007

La Caixa y Suez blindan Aguas de Barcelona

Las dos compañías lanzaron ayer una OPA para hacerse con la mitad de la compañía que aún no poseen y evitar así que nadie se les adelante

GLÒRIA AYUSO ·02/10/2007 - 21:01h

La francesa Suez y Criteria Caixa Corp, el holding industrial de La Caixa, cumpliron ayer lo anunciado y solicitaron a la Comisión Nacional de Valores su autorización para lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) para hacerse con el 100% de Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB).

De esta forma, las dos compañías, que ya poseen el 49,79% a través de la sociedad Hisusa, quieren acceder al 50,21% del capital social restante. El objetivo es lograr "control y estabilidad" en el accionariado. Pondrán así punto y final a los rumores sobre una posible oferta hostil.

27,65 euros por acción 

La oferta pública se realiza a un precio de 27,65 euros por acción, 65 céntimos por encima del valor que fijaron las dos compañías en abril de este año, cuando comunicaron de forma oficial sus intenciones. Con la solicitud de ayer, realizan un reajuste del precio para adaptarse a la nueva ley de OPAS, que exige fijar un valor equitativo.

En la solicitud, las entidades reafirman que cuentan con "el compromiso irrevocable de Torreal SA" de vender su participación en Agbar del 6,67%. La Caixa y Suez ya logran sumar así el 56,28 de Agbar.

El folleto de la oferta estará disponible una vez la CNMV autorice la operación, que finalizará en el cuarto trimestre de 2007, según fuentes de La Caixa. El plazo de aceptación de es de 15 días naturales.

Compromiso de permanencia 

La Caixa y Suez se comprometen a no transferir su participación accionarial en Hisusa "salvo acuerdo previo". Criteria Caixa Corp se quedará con las primeras 2,61 acciones que acepten la OPA. Hisusa alcanzará el 66,4% delcapital. Asimismo, Suez y Criteria se repartirán el resto en la misma proporción que participan en la sociedad (49 y 51%, respectivamente).

La operación confirma la buena sintonía entre La Caixa y Suez, después de que la primera frenó las intenciones de un supuesto avance de la segunda en Gas Natural, que controla el grupo catalán junto con Repsol.

Fuentes de Agbar se remitieron ayer a las últimas pabras de su presidente, Jordi Mercader, que afirmó en junio que la operación es "un estímulo" para continuar con la expansión del negocio del agua. Agbar obtuvo en 2006 unos beneficios de 167 millones.