Jueves, 3 de Enero de 2008

Los pilotos temen una encerrona en el Dakar

El Dakar reserva este año una sorpresa en Marruecos: los coches y las motos competirán allí por separado. Es la primera vez que sucede.

HUGO JIMÉNEZ ·03/01/2008 - 22:25h

El Dakar más duro de la historia dará el pistoletazo de salida mañana en Lisboa. Para conmemorar la trigésima edición del rally, la organización ha planificado un recorrido más exigente que nunca. Al menos esa es la impresión que hay entre los participantes. “Este año se acabaron las etapas de tránsito. Se terminaron las exhibiciones de 5 kilómetros. Desde la salida de Lisboa nos espera un calvario”.

David Rabasa, participante este año en motos, confirma a Público el cambio de planes de la organización. Los organizadores de la prueba, encabezados por su director, Ettiene Lavigne, están preparando aniversario de la prueba acorde con su prestigio. A parte de sustituir las tradicionales y monótonas etapas de tránsito europeas, también han incrementado sobremanera la dificultad del trayecto africano.
Entre las novedades, destaca la división por primera vez de coches y motos en una etapa de Marruecos.

Para terminar con el infierno, la organización aumentará también los kilómetros en tierras mauritanas. Éstas, que normalmente son las más exigentes del trazado, contarán con multitud de trayectos bucles que dificultarán la asistencia médica durante el rally.
El alto número de participantes que finalizaron la prueba el año pasado, rozando el 75%, ha provocado que este año se haya preparado un recorrido mucho más selectivo. “Esta edición no creo que la terminen más del 50%”, recalca Rebasa a Público.

Desconfían de Mauritania

Este Dakar viene además salpicado por el asesinato de una familia francesa en Mauritania. Pese a que desde el país africano aseguran que se extremará la seguridad, las dudas crecen entre los pilotos. De hecho, la propia organización no ha descartado la posibilidad de reorganizar el trayecto y revisar las etapas que deberían atravesar tierras mauritanas.