Jueves, 3 de Enero de 2008

El colegio desplomado en Madrid reubica a los de Infantil

Los alumnos irán el día 11 a otro centro de las religiosas del Sagrado Corazón del mismo barrio

MARTA HUALDE ·03/01/2008 - 21:03h

Imagen de la parte del edificio derrumbado en la esquina de las calles Paraguay y Guatemala. G.PECOT.

Trasladados y con tres días de retraso. Así retomarán las clases tras el parón navideño los 250 alumnos de Educación Infantil del Colegio Sagrado Corazón que sufrió un derrumbe de parte de su edificio el día de Navidad. A partir del 11 de enero, estudiarán en aulas “transitorias o prefabricadas” en el centro de las religiosas del Sagrado Corazón en la calle Santa Magdalena Sofía, en el mismo distrito madrileño, el de Chamartín.

La Dirección del centro, que se reunirá hoy con los padres, asegura que las clases cumplirán “todos los requisitos de idoneidad sanitaria, habitabilidad y adecuación para la docencia”. Dispondrán de patio, sala de psicomotricidad y comedor. Con los menores se mudará también el cuerpo de profesores y cuidadores.

Los demás, al centro el día 8

El resto de estudiantes volverá al colegio el día 8. Las dos clases de 2º de Primaria de la zona afectada, en la calle Paraguay, se ubicarán en otras aulas del edificio principal, en Alfonso XIII. Los de las clases de ESO afectadas se desplazarán a otras del siguiente piso. Los estudiantes de Bachillerato deberán hacer lo mismo. La demolición del tercio del edificio que quedó en pie, prevista para ayer, se hará hoy.

"El ideario del centro se ha desplomado al ningunearnos"

Manuel Arroyo, padre de dos alumnos, se opone a que su hija vuelva al centro 

"Los padres no nos vemos apoyados ni protegidos por la Dirección del colegio". Es el sentir de Manuel Arroyo, padre de dos estudiantes: un niño en 3º de Infantil y una niña en 4 º de Primaria.

Desea que, por seguridad, se reubique a todos los alumnos. Por ello, prohibirá a su hija regresar al centro, ya que considera que el edificio que está "supuestamente sano" no cumple los requisitos mínimos para la actividad docente. "No tiene patio, ni polideportivo y le faltan salidas de emergencia en caso de incendio", se queja.

Arroyo asegura que "muchos padres" están en contra de la decisión de los responsables del centro de trasladar sólo a los de Infantil y no contar con las familias en las decisiones. "El ideario del colegio sobre compañerismo, confraternización y ayuda a los demás se ha desplomado en el momento en que la Dirección del colegio ningunea a los padres", afirmó. También criticó que el centro "no se haya enfrentado a los padres" y sólo haya informado de sus decisiones por comunicados o la prensa.

Escritos de protesta

Por ello, "bastantes" progenitores enviarán una queja al Defensor del Menor y del Pueblo, señaló Arroyo. "Nos parece incompatible, insalubre, molesto e inseguro el ejercicio docente en dichas aulas (del edificio de Alfonso XIII)", expondrán a ambas autoridades. En su escrito, pedirán un estudio pericial "independiente", acceso a los informes técnicos y un chequeo "completo" del edficio de Alfonso XIII.