Archivo de Público
Sábado, 4 de Septiembre de 2010

Caamaño niega que el PSOE vaya a "entregar España al PNV" para aprobar las cuentas

EFE ·04/09/2010 - 10:25h

EFE - La consejera vasca de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, en una entrevista con Efe, se ha referido a la polémica de los últimos días sobre el traspaso de la transferencia de las políticas activas de empleo, que el PNV ha puesto como condición para sentarse a negociar los presupuestos del Estado del próximo año, asegurando que el Gobierno "no va a dar nada al PNV" a cambio de su apoyo a los presupuestos generales del Estado "que esté negando al Gobierno Vasco".

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha subrayado hoy la labor del PSOE como mediador "entre los extremos" políticos y ha defendido las gestiones del Ejecutivo central para intentar aprobar los próximos presupuestos generales del Estado.

"Es una falsedad decir que vamos a negociar los presupuestos entregando España al PNV", ha asegurado durante su intervención en el congreso provincial del PSOE en A Coruña.

El titular de Justicia ha avalado las gestiones del PSOE para intentar aprobar los próximos presupuestos y ha recordado que el ex presidente José María Aznar pactó con el PNV durante su primera legislatura.

"Algunos pretenden decir que hay una España posible sin Cataluña, Galicia o Euskadi", pero "gracias al PSOE España sigue siendo la misma España", ha sentenciado.

Caamaño ha acusado al PP de "humillar" a algunas comunidades autónomas como Galicia, Cataluña o Euskadi y de intentar sacar rédito electoral de la confrontación, como en la polémica sobre el burka, donde "hay más alcaldes prohibiendo burkas que burkas en la calle".

Asimismo, ha defendido la necesidad de la reforma laboral para dar "estabilidad" y "seguridad" al empleo, así como la política diplomática desarrollada en el conflicto con Marruecos en Melilla.

"Lo que es fácil es decir: Cerrad las fronteras con Marruecos", ha ironizado.

No obstante, ha reconocido que a ningún gobierno le gusta tomar decisiones como la reforma laboral, pero ha insistido en su idoneidad ante la actual situación económica.