Martes, 2 de Octubre de 2007

Novelas con personajes de película

Rambo, Indiana Jones, Superman o Conan tienen más aventuras en papel

PAULA CORROTO ·02/10/2007 - 20:41h

Todos los caminos pueden ser de ida y vuelta. También el del cine y la literatura. Así, aunque la costumbre sea encontrar la cartelera llena de adaptaciones literarias, en los supermercados y, sobre todo, en Internet, también perviven las novelizaciones. Esto es, novelas nacidas a la luz de un taquillazo cinematográfico o
televisivo.
Los ejemplos más recientes son Superman returns, de Marv Wolfan, casi un calco de la película estrenada en 2006 y Perdidos, de Cathy Hapka, basada en la popular serie, al igual que Alias, su anterior libro.
Sin embargo, hay que retroceder a los años 80 y comienzos de los 90 para encontrar la época de esplendor de estos experimentos literarios. De esas décadas, se pueden rescatar en alguna librería virtual como dreamers.com, las historias que escribió David Morrell sobre la segunda y tercera parte de Rambo, las nuevas aventuras de Mulder y Scully (Expediente X) imaginadas por Kevin J. Anderson, o las novedosas batallitas de Star Wars, del mismo autor.
De 1982 es otro de los hitos del cine tetosterónico llevado a la novela: Conan, el bárbaro, escrita por
L. Sprague de Camp, Lin Carter y Catherine Crook de Camp. La publicación de este libro coincidió con el éxito masivo de la película, lo que revela uno de los motivos principales de las novelizaciones: la rentabilidad económica. El estadounidense David Morrell, autor de los libros de Rambo lo sabe bien: "Tras el éxito de Rambo se hicieron la segunda parte y la tercera. La productora me comentó que sería interesante que escribiera dos novelas basadas en las secuelas. Los libros fueron un éxito. First Blood 2 fue el más vendido durante seis semanas".
Motivos sentimentales
Aparte del económico, también hay otros motivos para novelizar: los sentimentales. Ése es el caso de otro de los iconos de los 80, Indiana Jones.
El profesor argentino Fernando Soto cuenta que se quedó obnubilado con el arqueólogo desde que vio su primera película allá por 1981. Desde entonces ha escrito cuatro novelas sobre este personaje: Indiana Jones y el cetro sagrado de los incas; Indiana Jones y la tribu de la oscuridad, Indiana Jones y el misterio del ópalo verde e Indiana Jones y el reino perdido del Paititi. El interés de Soto no es ganar dinero puesto que "mis novelas están en Internet, en la website www.indyesp.net. Es una manera de despuntar el vicio de escribir", señala.