Jueves, 3 de Enero de 2008

José Luis Moreno quiere vivir "sin miedo ni recelos"

El empresario agradece el apoyo que ha recibido tras la paliza

PÚBLICO.ES ·03/01/2008 - 21:00h

José Luis Moreno, en la rueda de prensa celebrada ayer en su chalé. / EFE

Todavía con el susto en el cuerpo, el empresario y productor José Luis Moreno agradeció ayer públicamente el apoyo recibido estos días después de la brutal paliza que sufrió el pasado 20 de diciembre en su chalé de Boadilla del Monte (Madrid), a manos de un grupo de atracadores.

Los ladrones, todavía sin identificar, se apoderaron de unos 300.000 euros en joyas y relojes, y golpearon con violencia al popular ventrílocuo, que en un primer momento llegó a encararse con los asaltantes. Las marcas de la agresión todavía eran ayer visibles en el rostro de José Luis Moreno, quien recordó el suceso "como una pesadilla", aunque al principio pensó que se trataba de una simple "broma".

En una multitudinaria rueda de prensa en el salón de su propia casa, el padre de personajes imposibles de olvidar como Rockefeller y Monchito explicó que, a pesar del sobresalto, se siente "igual de seguro que antes". "No quiero vivir con miedo ni tener recelos", añadió el empresario.

Mareos y problemas en un ojo

A pesar de que su estado de salud ha mejorado, Moreno reconoce que a veces aún se encuentra "algo confundido". Aún sufre mareos y problemas de visión en un ojo, que igual debe operarse las próximas semanas. Durante su relato, se mostró convencido de que los atracadores "conocían y tenían información de la casa". Sabían lo que querían, pero el asunto "se les fue de las manos". "O por mi reacción, o por la de ellos, o por los nervios, porque estaban muy alterados", dijo.

Pero pudo haber sido peor. "No estuvo Lina Morgan conmigo por esos milagros del cielo, porque estuvimos juntos ese día y casi se viene a cenar", reconoció. Su primer impulso fue el de enfrentarse a los ladrones. Lo hizo "por un ataque de miedo". La osadía casi le cuesta la vida. Tuvo suerte.