Jueves, 3 de Enero de 2008

La 'danza' de las placas tectónicas no es eterna

Un estudio publicado en 'Science' asegura que estas piezas de la litosfera se detendrán dentro de 350 millones de años

MANUEL ANSEDE ·03/01/2008 - 20:59h

Una reconstrucción artística del supercontinente Rodinia, al comienzo de su fragmentación, hace 750 millones de años. TOMO NARASHIMA

La capa más superficial de la Tierra, la litosfera, es un gigantesco puzle formado por las placas tectónicas, condenadas a desplazarse a causa de las corrientes de convección del interior del planeta. Su movimiento, y la colisión entre las diferentes placas, es el responsable de la actual imagen de los continentes y de la formación de las grandes cordilleras, como el Himalaya o los Alpes.

Hasta ahora se pensaba que las placas tectónicas bailaban una danza pausada y eterna sobre el manto terrestre fluido. Sin embargo, un estudio publicado hoy en Science asegura que el ballet de los continentes se ha detenido al menos una vez en la historia de la Tierra, y podría volver a pararse.

Uno de los aspectos fundamentales de la teoría de la tectónica de placas es el carácter efímero, a escala geológica, de las cuencas oceánicas, que
mutan a medida que una placa se hunde debajo de otra, en
un proceso conocido como subducción.

Según los autores de la investigación, del estadounidense Carnegie Institution, si la cuenca del Océano Pacífico desaparece -como está previsto que ocurra dentro de 350 millones de años, cuando América colisione con Eurasia-, la mayor parte de las zonas de subducción del planeta desaparecerán con ella.

Los investigadores también han presentado evidencias geoquímicas procedentes de rocas ígneas, formadas por la solidificación del magma, que indican que, hace 1.000 millones de años, hubo una tregua en la actividad volcánica asociada a la subducción. Para los científicos, esta hipótesis cuadra con otras evidencias geológicas del cierre de una cuenca oceánica en aquel periodo, que condujo a la soldadura de los continentes en un supercontinente denominado Rodinia.