Jueves, 3 de Enero de 2008

Jamenei dice "no" a las relaciones con EEUU y pide a los iraníes que continúen su plan nuclear

EFE ·03/01/2008 - 21:07h

EFE - El líder supremo de la revolución iraní, Ayatollah Ali Jamenei, aseguró hoy que su país "no quiere de momento" relaciones con EEUU e instó a los iraníes a proseguir el programa de enriquecimiento de uranio.

El líder supremo de la revolución iraní, Ayatollah Ali Jamenei, aseguró hoy que su país "no quiere de momento" relaciones con EEUU e instó a los iraníes a proseguir el programa de enriquecimiento de uranio para llegar a "la autosuficiencia" en tecnología nuclear.

Jamenei, en un discurso en la ciudad de Yazd, en el centro del país, recordó a los iraníes que EEUU "trabaja con toda su fuerza para impedir el desarrollo atómico de la República Islámica", país que no tiene relaciones con Washington desde hace más de 27 años.

"La política americana hacia Irán obliga a no restablecer de momento las relaciones", dijo Jamenei, el hombre que tiene la última palabra en el conservador régimen iraní, según la televisión por satélite "Al Alam".

Consideró, pese a todo, que Occidente, en general, y EEUU, en particular, han aliviado su postura respecto al programa iraní, ya que "ahora no pide que Irán abandone sus actividades nucleares, sino que frene sus avances y se pare en el punto donde está actualmente".

Irán anunció a finales de 2007 que ya dispone de 3.000 centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio y el presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, dijo que Teherán planea elevar este número a 50.000 maquinas.

"América no aguantaba en el pasado que Irán tuviera cinco maquinas, pero ahora se ha visto obligado a aceptar 3.000 centrifugadoras iraníes (...) los americanos han reconocido su fracaso en frenar los avances tecnológicos de Irán", agregó Jamenei.

Aludía, aparentemente, al informe de las agencias de inteligencia estadounidenses, difundido en noviembre, que aseguraba que los iraníes tienen frenado desde 2003 sus actividades militares atómicas.

Jamenei se refirió, además, al envío por Rusia a Irán de combustible nuclear para la planta que ingenieros rusos construyen en la ciudad iraní de Bushehr y pidió a los iraníes que no abandonen su programa de enriquecimiento de uranio.

"¿Qué pasará a los proyectos atómicos iraníes si Rusia se abstiene a suministrarnos con combustible nuclear?", se preguntó el máximo líder iraní.