Jueves, 3 de Enero de 2008

Las bicis toman Barcelona

En nueve meses el Bicing ha conseguido 100.000 abonados, 3.000 bicis y 194 estaciones

LÍDIA PENELO ·03/01/2008 - 20:10h

Son rojas y blancas, no pesan y su diseño tiene un aire infantil. Así son las bicicletas que han revolucionado las calles de Barcelona en los últimos nueve meses. El sistema de bicicletas de alquiler conocido como Bicing ha demostrado que, al menos en Barcelona, las bicicletas no son sólo para el verano.

"Salir de los metros y disfrutar más del aire, eso es lo que me permite el Bicing", cuenta Francisco Sanz, un joven de 26 años que tiene el carnet desde marzo de 2007, cuando entró en funcionamiento el servicio. Se considera un fanático del sistema y el único pero que le encuentra es que a veces las estaciones están llenas y no puede dejar la bicicleta.

100.000 abonados

El 56 por ciento de los usuarios tiene más de 30 años y entre las profesiones que más abundan encontramos administrativos, ingenieros, autónomos, profesores o abogados. Los estudiantes suponen el 13,78 por ciento de los usuarios. Daniel Ruiz, usuario de Bicing desde el pasado junio, ha ganado tiempo utilizando la bici para desplazarse entre el barrio de Gràcia y el de Les Corts. Zonas que no tienen entre ellas una buena conexión de transporte público.

El Bicing en tan sólo 9 meses ha transformado la movilidad de Barcelona. Cuenta ya con 100.000 usuarios, 194 estaciones y una flota de 3.000 bicicletas. Precisamente, para celebrar las buenas cifras, el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, entregó, de manera simbólica, un carné gigante a la abonada 100.000, una vecina del barrio de Les Corts.

"Quién mueve las piernas, mueve el corazón", explicó Olga Domènech. Ella, que admite ser un poco perezosa para el deporte, ha encontrado con el Bicing un hábito saludable para los días festivos. Y es que personas que no utilizaban la bicicleta desde la niñez han recuperado la práctica. Incluso la suegra de Jordi Hereu, de 63 año,s utiliza las dos ruedas para sus desplazamientos cotidianos por el Eixample.

Para Jordi Hereu la implantación del Bicing ha sido, "una de las cosas más relevantes que han sucedido en 2007 en Barcelona". Según el alcalde, el servicio se ha erigido como un medio de transporte "habitual, cotidiano y masivo".

Atención de las incidencias

La iniciativa evoluciona mejor de lo que estaba previsto, y para 2008 quieren consolidar el Bicing como sistema irreversible y transversal de comunicación. Como novedad, el próximo 1 de febrero Bicing pondrá en funcionamiento un teléfono gratuito para atender las incidencias que se produzcan en el servicio.

Área metropolitana

El gran éxito del Bicing ha planteado la posibilidad de extender al conjunto del área metropolitana este sistema de transporte público en bicicleta. En este sentido, la Entidad Metropolitana del Transporte está analizando implantar el servicio, en municipios como Badalona o Santa Coloma de Gramenet.

Sin embargo, el objetivo de convertir el Bicing en una iniciativa metropolitana no convence a todos los sectores. Desde la Coordinadora Catalana de Usuarios de la Bicicleta alertan que instalar la bicicleta pública en poblaciones no preparadas, tanto a nivel de infraestructura como de educación sobre este medio de transporte, convierte la bici en un problema.

"No amplifiquemos el problema, hagamos unos buenos cimientos para que las poblaciones sean primero aptas para todas las personas", apuntó Albert García, responsable de la plataforma. En su opinión, promocionar el Bicing sin estar preparado es empezar la casa por el tejado. Según García, el Bicing ha sembrado controversia. "La mayoría de los usuarios son novatos, circulan por las aceras y no se atreven a circular por la calzada. Las personas que viven en Barcelona están preparadas para ir en bici y optan por ella. Lástima que la ciudad, que goza de un buen clima, no está suficientemente adaptada", señaló. 

Una nueva época dorada

Reducir el co2

En los 9 meses que Bicing lleva funcionando, sus usuarios han recorrido 11 millones de km. Si todos los viajes se hubieran realizado en coche, las emisiones de dióxido de carbono hubieran superado las 1.824 toneladas.

Miles de ciclistas

A parte de los más de 100.000 abonados de Bicing, en Barcelona cada día 60.000 personas utilizan la bicicleta como transporte habitual para desplazarse por la ciudad.

Promoción del transporte público individual

Barcelona ha promocionado la creación de una red internacional de ciudades con sistemas de bicicletas públicas. Ciudades cómo Estocolomo, Lyon o París ya disponen de ellas.

Noticias Relacionadas