Jueves, 3 de Enero de 2008

El sector se concentrará en Madrid este mes ante la "grave" crisis por el alza del gasóleo

EFE ·03/01/2008 - 20:40h

EFE - El presidente de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Amador Suárez (i) junto al gestor de renta variable de Renta 4, Javier Galán durante la rueda de prensa que han ofrecido hoy en Madrid en la que Cepesca ha informado del calendario de actuaciones ante la falta de respuesta del Ministerio de Agricultura para paliar la crisis del gasóleo.

El sector pesquero se concentrará en Madrid este mes de enero para denunciar la "grave" crisis que atraviesa debido al alza del precio del gasóleo y ante la falta de medidas por parte del Gobierno para solventar esta situación.

Así lo anunciaron hoy el presidente de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Amador Suárez, y su secretario general, Javier Garat, tras la reunión en Madrid de esta organización, que agrupa un 75% del volumen total de tonelaje de la flota española y un 95% de la flota de altura.

Informaron de que en los días previos a la concentración en Madrid, el sector cerrará lonjas e infraestructuras portuarias y paralizará las flotas a su llegada a puerto.

Pusieron de manifiesto el problema de la rentabilidad de la flota pesquera generado principalmente por el fuerte encarecimiento del gasóleo, los bajos precios del pescado en primera venta, la restrictiva política pesquera comunitaria y la competencia de productos pesqueros procedentes de terceros países "más baratos y con un gasóleo subvencionado".

Denunciaron que ha incrementado su "indignación" la carta que a última hora de ayer recibieron de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, en respuesta a la enviada por Cepesca, en la que, según señalaron, "no aporta ninguna respuesta" a las demandas solicitadas de forma reiterada por la organización, "con vagos argumentos".

El sector reclama al Gobierno medidas "claras, precisas, con plazos realistas y dotadas de presupuesto", como es el caso de las tomadas en otros países como Francia o Italia, según indicaron.

Garat recordó que en octubre de 2005, tras un severa crisis producida también por el incremento del precio del gasóleo, el Gobierno llegó a un acuerdo por el cual se comprometió a conceder 0,095 euros por litro por gasóleo consumido durante un periodo de referencia determinado, sin embargo "a día de hoy no se ha cobrado ni un euro y la confianza y la paciencia se han agotado", lamentó.

Señaló que el sector pesquero es muy peculiar, con un problema estructural que afecta a las empresas y trabajadores del mar y con especificidades como la vulnerabilidad ya que el combustible supone un 40% de los costes de explotación.

Apuntó que en muchos puertos el gasóleo se paga a 0,61 euros el litro, mientras que a principios de 2007 se situaba en 0,34 euros el litro y en 2003 alcanzó una media de 0,185 euros el litro.

Por su parte, Suárez hizo hincapié en que la situación es "muy crítica", hay barcos amarrados y empresas endeudadas y aseguró que las ayudas de "minimis" de 30.000 euros por empresa por trienio supone para algunos un "aperitivo".

Recalcó que el sector "no quiere subvenciones", sino conocer las bases de futuro, un plan continuado para planificarse y poder sobrevivir.