Archivo de Público
Martes, 31 de Agosto de 2010

Costo de medicinas llevaría a millones de personas a la pobreza

Reuters ·31/08/2010 - 22:57h

Por Kate Kelland

Decenas de miles de personas de países de bajos y medianos ingresos serían empujadas por debajo de la línea de la pobreza al tener que comprar medicinas comunes pero vitales que ya resultan inaccesibles para otros cientos de millones de seres humanos, reveló un estudio.

El equipo de Laurens Niens, de la Universidad de Erasmo, en Rotterdam, analizó la cantidad de personas que serían llevadas por debajo de un ingreso de 1,25 o 2 dólares diarios -indicadores de pobreza usados por el Banco Mundial- por pagar por cuatro medicamentos importantes ampliamente utilizados.

Los investigadores holandeses, cuyo trabajo fue publicado el martes en la revista PLoS Medicine, dijeron que sus hallazgos mostraron que se necesita un esfuerzo mayor para alentar el uso de las medicinas genéricas, más económicas, en los países pobres.

Asimismo, el equipo añadió que deben redoblarse los esfuerzos por asegurar que más fármacos estén disponibles a través del sector público en esas naciones de pocos recursos.

Los medicamentos estudiados fueron el inhalador salbutamol, usado para controlar el asma; la glibenclamida, para tratar la diabetes; el atenolol, que pertenece a una clase de medicinas denominadas betabloqueantes contra la hipertensión; y la amoxicilina, que es un antibiótico de amplio espectro.

Empleando datos del Banco Mundial y de la Organización Mundial de la Salud, los expertos generaron "tasas de empobrecimiento" para estas medicinas en 16 países de bajos y medianos ingresos.

Los resultados del estudio muestran el enorme efecto de empobrecimiento que generan los fármacos de marca, que muchas veces son la única opción disponible en las naciones donde la provisión por parte del sector público suele ser escasa.

En Yemen, por ejemplo, donde el 7 por ciento de las personas vive con menos de 1,25 dólar por día, la glibenclamida de marca -comercializada como Daonil por Sanofi-Aventis- empobrecería a otro 22 por ciento, pero comprar un equivalente genérico más barato sólo empujaría a otro 3 por ciento de los habitantes por debajo de la línea de la pobreza.

En Nigeria, la amoxicilina ya es inaccesible para un 56 por ciento de la población, que vive con menos de 1,25 dólar a diario.

Otro 23 por ciento de los nigerianos caería en la pobreza si tiene que comprar la versión de marca Amoxil, de GlaxoSmithKline. En tanto, sólo un 12 por ciento se empobrecería al obtener la versión genérica del antibiótico.