Archivo de Público
Martes, 31 de Agosto de 2010

Personas negras, más propensas a coágulos tras recibir stents

Reuters ·31/08/2010 - 12:24h

Por Julie Steenhuysen

Las personas negras tratadas con un stent cubierto de medicina para abrir arterias coronarias obstruidas tienen casi tres veces más posibilidades de desarrollar un coágulo sanguíneo que ponga en peligro su vida con respecto a los blancos, dijeron el lunes investigadores estadounidenses.

la posibilidad de que se formen coágulos luego de que se implante un stent - incluso luego de considerar otros factores de riesgo conocidos como la diabetes, hipertensión o problemas renales.

"Médicos y pacientes necesitan saber que los afro-estadounidenses tienen un mayor riesgo de desarrollar trombosis de stent, que se asocia a ataques coronarios o la muerte", dijo el doctor Ron Waksman del Centro Washington Hospital y profesor de la Universidad Georgetown, cuyo estudio aparece en la revista Circulation.

Los stents, fabricados por compañías como Boston Scientific, Abbott Laboratories, Medtronic Inc y Johnson & Johnson son tubos de malla de alambre utilizados para abrir arterias estrechadas por depósitos grasos, llamados placa.

Varios modelos liberan medicinas con el tiempo, para ayudar a prevenir que el tejido de cicatriz se acumule y bloquee la arteria.

La medicina de Sanofi-Aventis contra los coágulos, clopidogrel o Plavix, suele ser prescrita luego del implante de un stent para evitar que los pacientes desarrollen coágulos, pero algunos pacientes, entre ellos algunos negros, los desarrollan de todas formas.

Waksman y sus colegas examinaron las tasas de trombosis por stent en casi 1.600 negros y 5.600 no-negros que recibieron stents con medicinas. Revisaron factores como estatus socioeconómico y otras condiciones de salud que pudieran explicar los altos índices de coágulos.

Los negros poseían casi tres veces las probabilidades de un paciente no negro de tener un coágulo, con un 1,71 por ciento de los pacientes negros experimentando coágulos tras 30 días, comparados con el 0,59 por ciento de los no negros.

Debido a que los negros en el estudio tendían más que los blancos a tomar Plavix, y que la variable socioeconómica no era un gran vaticinador de coágulos, los investigadores concluyeron que el ser negro es probablemente un indicador independiente sobre personas que desarrollen coágulos tras recibir un stent.