Archivo de Público
Lunes, 30 de Agosto de 2010

Dos técnicas de corrección visual tienen resultados similares

Reuters ·30/08/2010 - 19:53h

Por Amy Norton

Dos técnicas de corrección visual por láser, que a veces se usan como alternativas al LASIK, tienen resultados similares en personas miopes.

Los hallazgos, publicados en Ophthalmology, confirman estudios pequeños previos que habían sugerido que los pacientes evolucionan bien con ambas cirugías, la queratomía fotorrefractiva (PRK, por sus siglas en inglés) y LASEK, una técnica relativamente nueva distinta al LASIK.

Desde su aparición en Estados Unidos en los años '90, el LASIK es la técnica quirúrgica más utilizada para corregir la miopía, la hiperopía (visión de lejos) y el astigmatismo.

Pero la PRK y el LASEK son opciones para los pacientes en los que no se puede usar el LASIK por distintos factores, como la delgadez de las córneas.

Como el LASIK, ambos procedimientos mejoran la visión mediante un láser que remodela la capa media de la córnea, que es la membrana transparente sobre la pupila. La diferencia principal entre las tres técnicas reside en cómo se maneja la capa externa de la córnea.

Con el LASIK, el cirujano corta un "flap" de tejido para acceder a la capa media y, cuando finaliza la cirugía, esa "solapa" se vuelve a colocar en su lugar.

Con la PRK, que surgió en los años '80, no se utiliza un "flap"; en cambio, se quita la capa más externa de la córnea, que se regenera naturalmente después de la cirugía.

El LASEK, que se usa desde hace una década, combina elementos de la PRK y el LASIK: el cirujano corta un "flap" de tejido de la córnea, pero más delgado, que se realiza con un instrumento microquirúrgico y una solución con alcohol.

A diferencia de la PRK, las personas tratadas con LASIK tienden a sentir menos dolor postoperatorio y tener una recuperación más rápida.

Con el LASIK, los pacientes tienen buena visión al día siguiente, mientras que con la PRK, la curación de la córnea demora unos días y la visión se recupera a la semana.

Tras analizar una docena de estudios desde el 2001, el equipo halló que los pacientes tratados con PRK y LASEK tenían una mejoría visual similar y no diferían en el nivel de dolor y el tiempo de recuperación después de la cirugía.

Al combinar los resultados de esos estudios, el equipo halló que la curación de las córneas demoraba 3 a 4 días con ambas técnicas. El nivel de dolor postoperatorio fue similar con la PRK y el LASEK.

"El estudio confirma básicamente lo que la mayoría pensábamos", dijo el doctor James Salz, profesor de oftalmología de University of Southern California, en Los Angeles, y vocero de American Academy of Ophthalmology.

Cuando apareció el LASEK, indicó Salz, se especuló que competiría con el LASIK.

El objetivo de combinar elementos de la PRK y el LASIK fue reducir ciertos problemas de ambas técnicas como la recuperación prolongada con la PRK y el aumento del riesgo de desarrollar ojo seco con el LASIK.

En cambio, apuntó Salz, el LASEK y la PRK son comparables.

La única diferencia que surgió en el estudio fue un aumento de la posibilidad de que los ojos tratados con PRK sufrieran un "oscurecimiento de la córnea" durante los primeros meses después de la cirugía, pero no a los 6 meses.

Ese oscurecimiento (formación de células opacas en la córnea) interfiere con la agudeza visual.

Según Salz, los pacientes que necesitan una alternativa del LASIK deberían saber que la PRK y el LASEK tendrían resultados similares. Igual que el costo.

FUENTE: Ophthalmology, online 16 de agosto del 2010.