Archivo de Público
Sábado, 28 de Agosto de 2010

Washington 47 años después de Martin Luther Kin

PUBLICO.ES ·28/08/2010 - 19:44h

AFP PHOTO/Nicholas KAMM - Ante cientos de miles de peregrinos llegados desde todos los rincones de América, el Tea Party, la amalgama de grupos políticos y religiosos ultraconservadores, ha vivido un día de gloria en EEUU.


AFP PHOTO/Nicholas KAMM - La excusa para tal congregación de ultraderechistas norteamericanos no es otra que reivindicar la vieja y dura América.


AFP PHOTO/Nicholas KAMM - Finalmente llegó el turno de Sarah Palin. "Debemos restaurar América y restaurar su honor", solicitó a la masa, "Como madre de un soldado podrás decirme lo que quieras, pero yo crié a un guerrero. Hoy honramos a todos los que luchan fuera por nosotros".


AFP PHOTO/Nicholas KAMM - La concentración ultraderechista está convocada por el comentarista conservador Glenn Beck reza en el monumento a Lincoln bajo el lema "Restaurando el honor" en Washington DC., Estados Unidos.


AFP PHOTO/Nicholas KAMM - Paradójicamente el acto se celebra en el Lincoln Memorial del Parque del National Mall en Washington, donde hace 47 años Martin Luther King diera su histórico discurso.


Los líderes de las minorías negra e hispana han mostrado su indignación con el conservador Glenn Beck.


AFP PHOTO/Nicholas KAMM - El locutor ultraconservador Glenn Beck ha explicado que el acto tiene el objetivo de "despertar a América a los valores y principios de Dios".


"Los blancos no tienen la potestad exclusiva de Abraham Lincoln. Los negros no tienen la potestad de Martin Luther King. Ambos son iconos americanos", ha gritado Sarah Palin ante la multitud ultraconservadora.