Archivo de Público
Viernes, 27 de Agosto de 2010

Crece lentamente uso de estatinas EEUU tras accidente cerebral

Reuters ·27/08/2010 - 16:01h

Por Frederik Joelving

La mayoría de los pacientes con un accidente cerebrovascular (ACV) dejan el hospital con estatinas para reducir el colesterol, según las guías clínicas.

Pero uno de cada seis pacientes no reciben esos fármacos.

"Cuando contamos con un tratamiento con un beneficio tan sólido, queremos que todos los pacientes lo reciban", dijo el doctor Bruce Ovbiagele, director del Programa de Prevención de ACV de la University of California en Los Angeles.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, cada año mueren unos 137.000 estadounidenses por ACV.

Ovbiagele recordó que un estudio sobre pacientes con ACV demostró en el 2006 que las estatinas reducen un 16 por ciento el riesgo de sufrir otro ACV en cinco años. La Asociación Estadounidense del Corazón y la Asociación Estadounidense del ACV recomiendan iniciar el tratamiento en el hospital.

"Podemos decir que necesitamos impulsar el uso de las estatinas" en los pacientes con un ACV causado por un coágulo sanguíneo, dijo Ovbiagele a Reuters Health. El experto agregó que las evidencias no son tan contundentes en el 2 por ciento de las víctimas de ACV por hemorragia.

Los autores, cuyo estudio publicó la revista Stroke, estudiaron los registros hospitalarios de centros del país sobre más de 170.000 pacientes. Hallaron un aumento de las recetas de estatinas del 76 al 85 por ciento entre el 2005 y el 2007.

"Podríamos hacerlo mejor, aunque no nos va tan mal", dijo el doctor Franz Messerli, que dirige el Programa de Hipertensión de dos hospitales de Nueva York (St. Luke y Roosevelt).

Aunque coincidió en que las estatinas ayudan a los pacientes con ACV, Messerli opinó que no es necesario impulsar un mayor uso de los fármacos.

"Las estatinas son medicinas bastante inocentes y las desventajas son muy pocas, pero existen", indicó.

Por ejemplo, las dosis altas pueden ser tóxicas para el hígado y, rara vez, dañar los músculos rápidamente. Se desconoce el efecto de largo plazo en el tejido muscular.

Según los resultados de la investigación, las estatinas se recetan menos en el sur que en el norte de Estados Unidos y en mujeres que en hombres.

FUENTE: Stroke, julio del 2010