Jueves, 3 de Enero de 2008

Hereu censura los sabotajes y dice que la "radicalización es sólo expresión de impotencia"

EFE ·03/01/2008 - 10:05h

EFE - En la imagen, un grupo de viajeros sube a un autobús en Gavá (Barcelona).

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha censurado hoy los sabotajes que han llevado a cabo algunos conductores de autobús en huelga para impedir el cumplimiento de los servicios mínimos, al afirmar que "la radicalización sólo es la expresión de la impotencia".

En declaraciones a los periodistas, Hereu ha lamentado la huelga que están secundando la mayoría de los conductores de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), un paro que podría ser indefinido el próximo mes de febrero, coincidiendo con la campaña electoral, si la empresa no se aviene a negociar los dos días festivos a la semana sin reducción de sueldo que reclaman.

"No han conseguido nada nuevo, excepto alterar de manera sustancial la calidad de vida de los ciudadanos", ha subrayado Hereu, que ha condenado especialmente los sabotajes y daños en vehículos que algunos huelguistas han realizado en los últimos días para impedir el funcionamiento de los servicios mínimos.

"La radicalización es sólo la expresión de la impotencia", ha subrayado el alcalde.

En cuanto a la decisión de TMB de abrir expedientes a varios conductores por destrozos y pintadas en autobuses, Hereu ha indicado que "la empresa está para garantizar un derecho democrático como es la determinación de servicios mínimos" y que cuando esto se intenta evitar es "porque hay mucha gente dispuesta" a cumplirlos.