Archivo de Público
Miércoles, 25 de Agosto de 2010

Nueva York es la ciudad con más chinches de EEUU: estudio

Reuters ·25/08/2010 - 12:19h

Por Jon Hurdle

Nueva York tiene más invitados nocturnos indeseables que otras áreas urbanas y ha sido nombrada la ciudad más infestada con chinches en Estados Unidos.

La Gran Manzana superó a Filadelfia, Detroit, Cincinnati y Chicago, que completan las cinco ciudades más infestadas, de acuerdo a la compañía de control de plagas Terminix, que recopiló la lista basado en el volumen de llamadas a sus oficinas en todo el país en lo que va del año.

"En el pasado, las oficinas podrían recibir un par de llamadas al mes para erradicar chinches", dijo el portavoz Clint Briscoe. "Ahora, algunas reciben varias decenas a la semana", agregó.

La compañía culpó a los viajes fuera del país por el regreso de los insectos 60 años después de que se creyó haberlos erradicado en Estados Unidos.

Pero la firma dijo que su aparición en la lista de ciudades más pequeñas muestra que los insectos que viven en los muebles, la ropa y el equipaje se están extendiendo en el corazón de Estados Unidos.

"Son los problemas de chinches en ciudades como Dayton y Louisville los que prueban que esos insectos han vuelto y pueden aparecer en cualquier parte", explicó Paul Curtis, el entomólogo de la compañía, haciendo referencia al número 8 y 13 en la lista.

Briscoe dijo que durante los últimos tres años los negocios de la compañía ligados a chinches se duplicaron con creces, mientras que los llamados de dueños de casa han aumentado significativamente.

La concejal de Nueva York Christine Quinn admitió el mes pasado que la Gran Manzana fue golpeada con fuerza por los insectos chupa sangre, luego de que la ciudad anunció que gastaría 500.000 dólares para crear conciencia sobre la plaga, que no transmite enfermedades pero es difícil de eliminar.

Terminix dijo que los insectos se pueden trasladar de un lugar a otro en las pertenencias de la gente, por lo que les atraen especialmente los hoteles, aeroplanos y cruceros.

La gente que sospecha que tiene chinches debería revisar los colchones en busca de manchas de sangre, y evitar recoger colchones usados o muebles abandonados en la calle.