Archivo de Público
Martes, 24 de Agosto de 2010

El reemplazo hormonal no protegería los músculos femeninos

Reuters ·24/08/2010 - 16:06h

A pesar de las evidencias de algunos estudios previos de que la terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia ayudaría a conservar la masa muscular femenina, una nueva investigación sugiere que ese beneficio no es duradero.

La masa muscular de las mujeres disminuye después de la menopausia y los expertos opinan que influiría la reducción de los niveles de estrógeno, lo que cuestiona si la terapia de reemplazo hormonal (TRH) ayudaría a preservar la masa muscular de las mujeres mayores.

Los resultados de Women's Health Initiative (WHI), un ensayo clínico muy importante de Estados Unidos sobre varios efectos de la TRH, revelaron que las mujeres que tomaron hormonas durante tres años mantuvieron más masa muscular que las que habían tomado placebo.

Según el último análisis de los datos del WHI, los autores no hallaron una ventaja muscular de la TRH después de seis años.

Los resultados, publicados en la revista Menopause, coinciden con los de otros análisis recientes de los datos del WHI que no hallaron evidencias de que la TRH lograra preservar la fuerza muscular o la velocidad al caminar de las mujeres en seis años.

El WHI fue un ensayo clínico realizado con fondos gubernamentales a partir de 1993. Al azar, mujeres postmenopáusicas tomaron TRH o placebo.

El ensayo se suspendió en el 2002, cuando los autores hallaron que la cohorte tratada con TRH no sólo quedaba desprotegido antes la enfermedad cardíaca, sino también tenía tasa más altas de infarto, accidente cerebrovascular, formación de coágulos sanguíneos y cáncer de mama que el otro grupo.

Ahora, los expertos recomiendan usar la TRH para aliviar los síntomas menopáusicos, como los sofocos y la sequedad vaginal, en la dosis más baja y por el período más corto posible.

Aun así, los investigadores continúan revisando los datos del WHI para conocer los efectos positivos y negativos de la TRH.

El equipo de la doctora Jennifer W. Bea, del Centro del Cáncer de Arizona, en Tucson, analizó los datos de un subgrupo de 1.941 participantes. La mitad había tomado placebo y, el resto, estrógeno solo o estrógeno más progestina.

Al inicio del ensayo y a los tres y seis años se les midió la proporción de masa muscular y grasa corporal por DEXA, un tipo de estudio por rayos X para medir la densidad ósea.

A diferencia de la conservación muscular registrada a los tres años en estudios previos, el equipo de Bea no halló evidencias de que el uso de la TRH protegiera la masa muscular a los seis años.

Pero sí observó que las mujeres tratadas con TRH habían sufrido menos caídas que las del grupo tratado con placebo. Pero esa relación partió del análisis de una reducida cantidad de caídas, lo que no permitió concluir si se trataba o no de un efecto real de la TRH.

Los autores tampoco hallaron pruebas de la asociación entre la frecuencia de las caídas en los grupos y la calidad de la masa muscular.

Por ahora, concluyó el equipo, todo sugiere que la TRH ayudaría a retrasar la pérdida de masa muscular, pero no en el largo plazo.

FUENTE: Menopause, online 3 de agosto del 2010