Archivo de Público
Lunes, 23 de Agosto de 2010

Vacuna contra hepatitis E resulta efectiva en ensayo en China

Reuters ·23/08/2010 - 15:08h

Una vacuna experimental parece ser efectiva y segura a la hora de proteger a las personas contra la infección con hepatitis E, reveló un ensayo amplio realizado en China.

El virus de la hepatitis E se aloja en la materia fecal y se expande a través del agua y los alimentos contaminados. Aunque la mayoría de las personas se recupera, puede causar enfermedad grave en los adultos mayores y tiene una tasa de mortalidad de entre el 1 y el 3 por ciento.

Además, la condición puede provocar la muerte de entre el 5 y el 25 por ciento de las embarazadas afectadas, y aquellas que sobreviven tienen altas tasas de aborto espontáneo.

En un ensayo clínico en fase 3 que incluyó a 97.356 participantes saludables en China, la mitad recibió una vacuna fabricada localmente y la otra mitad, placebo.

La inmunización, de Xiamen Innovax Biotech, fue administrada en tres dosis. La segunda fue aplicada un mes después y la tercera, seis meses luego de la primera.

Dentro del año posterior a la tercera dosis, 15 de los participantes que recibieron placebo estaban infectados con hepatitis E, comparado con ninguna persona del grupo tratado con la vacuna, indicaron los investigadores en un artículo publicado el lunes en la revista The Lancet.

"En nuestro ensayo, hallamos que la vacuna fue bien tolerada y eficaz para una población adulta general", indicaron los autores en un comunicado.

"Se necesitan más estudios para evaluar la seguridad y para respaldar los beneficios de la vacuna en las mujeres embarazadas y en los menores de 15 años o mayores de 65", añadieron.

Los investigadores explicaron que durante un brote de hepatitis E, o para los viajeros a una zona endémica, la protección puede obtenerse rápidamente con dos dosis de la vacuna administradas con un mes de intervalo.

El equipo de Ning-Shao Xia, del Instituto de Diagnóstico y Desarrollo de Vacunas para Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Xiamen, en la provincia china de Fujian, señaló que no se hallaron efectos secundarios graves relacionados con la inmunización.

La infección con hepatitis E pone en mayor riesgo a las personas con enfermedad hepática crónica y los autores recomiendan que estos pacientes se vacunen.

No obstante, como el estudio excluyó a personas con enfermedad hepática crónica, se necesitarían más investigaciones para evaluar los beneficios de esta vacuna en esos pacientes.

En un comentario sobre el trabajo, el experto Scott Holmberg de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijo que este tipo de vacuna sería crucial en zonas donde la salubridad era inadecuada para prevenir los brotes de hepatitis E.