Archivo de Público
Viernes, 20 de Agosto de 2010

Terapias comunes para el acné, ligadas a problemas intestinales

Reuters ·20/08/2010 - 18:33h

Por Rachael Myers Lowe

El acné es una carga lo suficientemente pesada para un joven como para tener que soportar además que los antibióticos que se usan para combatirla le generen enfermedad inflamatoria intestinal.

Los desórdenes intestinales relacionados con el tratamiento del acné "son un resultado raro", reconoció a Reuters Health el doctor David Margolis, dermatólogo y autor de un estudio publicado en American Journal of Gastroenterology.

No obstante, estudios previos habían sugerido que el fármaco para el acné isotretinoína, conocido comúnmente por la marca Accutane, causaría enfermedad inflamatoria intestinal en una cantidad pequeña de pacientes tratados por acné grave.

Como la mayoría de las personas que reciben isotretinoína ya han tomado antibióticos durante meses, si no años, Margolis y sus colegas de la University of Pennsylvania querían saber si esos medicamentos jugarían un papel importante como disparadores de la condición intestinal.

Hasta el 90 por ciento de los adolescentes y jóvenes lucha contra el acné en algún momento de su vida. Los fármacos de la familia de las tetraciclinas son los antibióticos más comúnmente recetados para el tratamiento del acné severo.

"Limitan las cicatrices y la aparición de granos. Son extremadamente efectivos y se han usado por años", dijo Margolis.

Los investigadores observaron los registros médicos de más de 94.000 adolescentes y jóvenes británicos diagnosticados con acné entre 1998 y el 2006 y tuvieron en cuenta en esos sujetos el uso a largo plazo de antibióticos que duplicarían el riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal.

De los 207 casos de la enfermedad diagnosticada entre los 94.807 pacientes del estudio, 152 (un 0,26 por ciento de todos los sujetos) estaban tomando uno de tres antibióticos comúnmente recetados y 55 (un 0,14 por ciento) no.

"Esta asociación fue probablemente más pronunciada en términos de la enfermedad de Crohn, un subgrupo" de la enfermedad inflamatoria intestinal, dijo Margolis.

La enfermedad de Crohn es una inflamación de la cubierta del tracto digestivo que puede provocar dolor abdominal, diarrea severa y desnutrición. Afecta a unas 400.000 personas en Estados Unidos.

En tanto, alrededor de 600.000 estadounidenses padecen otro tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, la colitis ulcerosa.

Ambos subtipos se tratan con antiinflamatorios y algunas complicaciones pueden requerir cirugía.

Las dolencias inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, pueden alterar la vida y restringir la interacción social, además de aumentar la depresión.

El acné grave también es una "enfermedad mala", señaló Margolis. "Estas personas se preocupan mucho por su salud, su apariencia y cómo interactuar en sociedad, y corren un mayor riesgo de depresión", añadió el experto.

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, online 10 de agosto del 2010